Andalucía

Un fuego sin control arrasa 600 hectáreas en Casares

  • Unos cien miembros de la Unidad Militar de Emergencia participaron, junto al Infoca, en la extinción · Las llamas llegaron al pinsapar protegido de Estepona

Casi 48 horas lleva activo el incendio forestal que ha arrasado ya unas 600 hectáreas de matorral y pinar de una zona de gran valor ecológico entre los términos municipales de Estepona y Casares (Málaga). Más de 300 personas llevan desde el miércoles por la tarde luchando contra las llamas que han afectado al centro de interpretación dolménica de Corominas, donde se ubican restos de una necrópolis megalítica de hace 5.000 años, y han amenazado muy de cerca a uno de los pocos pinsapares que quedan en Los Reales de Sierra Bermeja.

Las rachas de viento, de hasta 80 kilómetros por hora, y la complicada orografía del terreno jugaron en contra de los miembros del Infoca que tuvieron que recurrir a la Unidad Militar Emergencia, con base en Morón de la Frontera (Sevilla), al activarse el nivel 2 de emergencia. Unos cien efectivos del Ejército llegaron pasadas las 14:00 de la tarde de ayer a la zona para prestar su apoyo a los 18 medios áreos, 26 retenes, 3 brigadas de especialistas, ocho camiones autobomba, dos nodrizas y los 12 técnicos de operaciones del Infoca que llevaban trabajando desde el día anterior.

Hasta las 18:30 de la tarde no se pudo dar por estabilizado el fuego y, dado el escaso margen que quedaba hasta el anochecer, la Consejería de Medio Ambiente estimó que no sería hasta las primeras horas de hoy cuando se podría dar por controlado definitivamente.

A falta de una medición final, los primeros cálculos apuntan a que la superficie afectada supera las 600 hectáreas de pinar y matorral, la mayoría en Casares, ya que en Estepona apenas se quemaron cuatro hectáreas a pesar de haber sido allí donde se originó inicialmente el incendio sobre las 14:10 de la tarde del miércoles.

Sólo un foco permanecía activo anoche en la zona norte del monte. Pero durante todo el día tres fueron los puntos donde los miembros del Infoca tuvieron que emplearse a fondo para evitar que las llamas continuaran propagándose.

Durante la madrugada del miércoles al jueves el fuego se tornó especialmente virulento en torno a las viviendas de la zona de la Acedía en Casares, así como alrededor de los parajes protegidos de Monte del Duque y el Pinsapar de Estepona. Ante esta situación, el alcalde de Estepona, David Valadez, explicó que se desplazó hasta allí, ya que "se temía que se pudieran reavivar las llamas en el camino de los pinsapos". Valadez agradeció el despliegue y lamentó "la actitud incívica de algunos ciudadanos que no debe quedar impune, ya que han puesto en peligro la vida de cientos de personas y han causado un daño medioambiental incalculable ".

La alcaldesa de Casares, Antonia Morera, se mostró aliviada al no haber tenido que desalojar ninguna vivienda, aunque explico que "todo estaba dispuesto para hacer frente a una posible evacuación de los vecinos a cuyas viviendas se acercaron las llamas en la noche del miércoles, aunque no fue necesario".

Éste es el incendio más grave ocurrido en la provincia de Málaga, al menos desde 2006, cuando una chispa producida por un tren que circulaba a la altura de Cortes de la Frontera originó un fuego que arrasó unas 600 hectáreas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios