Andalucía

El tercer incendio en Málaga en una semana provoca el desalojo de cientos de vecinos de Mijas

Tercer incendio en una semana en Málaga. Cientos de vecinos y 55 viviendas de las urbanizaciones de El Chaparral y de la calle Noruega de Mijas fueron desalojados ayer por la tarde de forma preventiva. En total se han visto afectadas diez hectáreas de matorral y monte bajo. Emergencias 112 recibió las primeras llamadas de vecinos y bañistas a las 17:20 alertando de la proximidad de las llamas a algunas urbanizaciones y de que el fuerte viento reinante en la zona lo estaba propagando con rapidez. En total, el 112 atendió, desde el inicio del fuego, más de 50 llamadas de alerta.

En las tareas de extinción participaron ocho aeronaves, siete retenes, dos brigadas de refuerzo contra incendios de la comunidad, cuatro autobombas, los servicios de bomberos de Mijas, Benalmádena, Fuengirola, Torremolinos y Marbella y agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Mijas. El Consorcio Provincial de Bomberos también envió dos unidades de apoyo para la extinción del incendio.

La proximidad de las llamas provocó que se vivieran escenas de tensión y que el Ayuntamiento de Mijas habilitara el polideportivo La Cala para dar cobijo a los vecinos que habían sido desalojados. No obstante, a las 20:01, el Infoca dio por estabilizado el incendio y a partir de esa hora comenzaron a volver a sus domicilios. Antes, el Infoca había decretado el nivel 1 de emergencias por la proximidad del incendio a algunas casas.

Mariela Álvarez, vecina de Villa Magdalena Mijas, contaba cómo en apenas una hora el fuego se extendió de tal manera que la policía tuvo que presentarse en su vivienda para desalojarla. "Nos hemos llevado un buen susto, porque ha sido todo muy rápido. Empecé a ver humo sobre las cinco y algo de la tarde, pero no tan cerca, sino abajo, en la zona del Club La Costa. Se extendió enseguida, porque hacía muchísimo viento". Al ver llegar los servicios de bomberos y helicópteros el ambiente se calmó. No obstante, Mariela Álvarez no salía del asombro tras ver propagarse el fuego con tanta velocidad. "Fue rapidísimo y parecía que las llamas se nos venían encima. Al lado del monte que ardía hay una hilera de casas, y el fuego estaba a pocos metros, se podría haber extendido a las viviendas si no llega a ser porque los bomberos, aviones y helicópteros han llegado al momento".

Otra vecina de la misma urbanización, Mónica Ruiz, narraba también cómo fue el momento en el que la policía apareció en su vivienda anunciándoles el desalojo. "A mí me ha dado tiempo de meter algo de ropa en la maleta y salir corriendo. Nos informaron de que si el fuego no se conseguía controlar tendríamos que ir al polideportivo, y la verdad es que estaba muy cerca". Al igual que Mariela, la situación le hizo vivir escenas de miedo: "parecía que iba a salir todo esto ardiendo, pero en una hora y media o así ha mejorado bastante, ya no se veían llamas, solo humo".

Un portavoz del Infoca aseguró a este periódico que el incendio no había sido de "gran envergadura, sino más bien "aparatoso" por la zona de costa y viviendas en la que se había producido.

Este es el tercer incendio que se registra en la provincia en una semana. El primero que se produjo fue en la Sierra de Almijara en Cómpeta el pasado 29 de junio. Las investigaciones apuntaban a que habría sido provocado y en este caso se arrasaron más de 150 hectáreas y fueron alrededor de unas 500 las personas desalojadas y cinco viviendas afectadas.

El segundo fue en el monte de Los Manantiales en Torremolinos el pasado jueves. Se movilizaron un total de cuatro helicópteros de extinción y un avión de carga en tierra para sofocar las llamas y evitar así su propagación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios