Tribunales

En libertad con cargos una trabajadora de la prisión por envenenar a seis enfermeros

  • El Juzgado de Instrucción 2 le imputa un delito de lesiones y otro contra la salud pública

  • Se barajan los "celos profesionales" como móvil de la intoxicación masiva

Patio central del centro penitenciario de La Ribera. Patio central del centro penitenciario de La Ribera.

Patio central del centro penitenciario de La Ribera. / Josué Correa (Huelva)

Una trabajadora de la Enfermería del centro penitenciario de Huelva ha quedado en libertad con obligación de comparecer ante la justicia los días 1 y 15 de cada mes por el envenenamiento de seis funcionarios acontecido el pasado mes de noviembre en el penal onubense. La titular del Instrucción 2 de Huelva le imputa dos delitos tras su detención el pasado mes de diciembre: uno de lesiones y otro contra la salud pública.

Todo apunta a que los "celos profesionales" podrían estar detrás de estos hechos, como confirman las fuentes de Huelva Información. Concretamente, los de esta mujer hacia un compañero de trabajo, otro sanitario del penal de La Ribera.

Ambos aspiraban a ocupar el cargo de coordinador de Enfermería. Sin embargo, el concurso no se resolvió hasta mediados de diciembre (un mes después), por lo que se sospecha que esta funcionaria quisiera poner el parche antes de la herida y apartar de su camino a su contrincante de la peor de las maneras. Finalmente, la plaza fue a parar a manos del principal perjudicado.

Este periódico ha podido saber que ya se habían producido –presuntamente– varios intentos de envenenamiento por parte de esta sanitaria al compañero en cuestión. Afloraron una vez que se conoció la intoxicación masiva del 15 de noviembre. Ni siquiera los afectados habían relacionado hasta entonces aquellos hechos con el último incidente.

Hasta en tres ocasiones precedentes, según las fuentes de este diario, la imputada habría tratado de intoxicar al trabajador de la penitenciaría, una de ellas introduciendo una sustancia tóxica en unas lentejas durante el almuerzo, aunque durante aquel episodio el mal sabor de la comida alertó al funcionario, que consiguió esquivar el ataque.

El primer intento de intoxicación contra el ahora coordinador de la Enfermería se produjo en el mes de septiembre. El último, en la primera semana de noviembre, apenas siete días antes del envenenamiento de los seis sanitarios.

Presuntamente intentó intoxicar al compañero hasta tres veces antes del suceso: la primera en septiembre, la última, una semana antes del envenenamiento del 15 de noviembre

Las fuentes de este rotativo precisan que la mujer tiene acceso directo a la Farmacia. Es decir, que no le ha supuesto ninguna dificultad conseguir metadona, sustancia con la que fueron drogados los trabajadores durante el desayuno del pasado 15 de noviembre. "Quiso intoxicar a este hombre y se le fue la mano y envenenó a los seis", indican.

Parte de la causa judicial continúa bajo secreto y se está a la espera de la recepción de los resultados de algunas analíticas realizadas a los alimentos que los enfermeros ingirieron en aquella jornada que finalizaron en el hospital Juan Ramón Jiménez. Todos se encuentran en este momento de baja psicológica por estos hechos.

La Policía Nacional, al parecer, ya ha finalizado todas las pesquisas que emprendió después de que se conocieran los hechos y procedió a la detención de la investigada a finales del mes pasado.

La resolución del caso, confirman las fuentes consultadas, ha sido más asequible debido a que la Enfermería es una localización más acotada en volumen de personal que el global del penal de La Ribera, y señalan que a sido "algo muy puntual".

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias abrió una investigación paralela para esclarecer el caso. Este diario ha tratado de contactar con el organismo público gubernamental, sin éxito. No obstante, las fuentes consultadas por este rotativo manifiestan que la presunta autora de los hechos está de baja desde Navidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios