Vivir

En memoria de los mártires de la libertad

  • Luis Rogelio Rodríguez-Comendador fue el pregonero de este año

En memoria de los mártires de la libertad. En memoria de los mártires de la libertad.

En memoria de los mártires de la libertad. / Rafael González

Comentarios 2

El recuerdo de la madera de una mecedora, el olor a libros viejos mezclado con el aroma del habano, y la cara de su abuelo envuelta en humo, mientras le describía que el nombre atribuido a los Coloraos era porque las casacas que portaban aquellos mártires que morirían por la libertad. Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, exalcalde del Ayuntamiento de Almería y quien presidiera durante 13 años esta celebración, ofreció un sorprendente y emotivo pregón para honrar la Conmemoración de los Mártires de la Libertad los Coloraos.

Un año más, se homenajeó a los 22 liberales que el 24 de agosto de 1824 fueron fusilados en la Rambla de Belén, en su aspiración de recuperar la vigencia de la Constitución de Cádiz frente al absolutismo. Uniformados con casacas rojas murieron en defensa de la libertad, el color predominante en el Salón de Plenos y en la ofrenda floral en el Pingurucho de la Plaza Vieja.

Los antepasados de Rodríguez-Comendador sorprendieron a muchos de los presentes que no los conocían: “Mi tradición familiar se entronca fuertemente en el liberalismo del que nace la raíz histórica de los Coloraos. Liberal fue mi tatarabuelo, Agustín de Burgos Cañizares, alcalde de Almería en 1885 y senador en 1899, y liberal fue también mi abuelo, Rogelio Pérez Burgos, de cuyos labios escuché, cuando apenas tenía doce años, la historia de este grupo de hombres decididos y comprometidos con la libertad”.

Luis Rogelio Rodríguez-Comendador fue el pregonero de este año. Luis Rogelio Rodríguez-Comendador fue el pregonero de este año.

Luis Rogelio Rodríguez-Comendador fue el pregonero de este año. / Rafael González

El exalcalde aseguró que la historia de los Coloraos, que cada vez es más conocida por los almerienses, a mediados de los sesenta era un recuerdo vago, “una anécdota histórica convenientemente orillada de la memoria colectiva, cuya evocación era mantenida discreta, pero firmemente, por aquellos a los que siempre estremeció el desenlace fatal de aquella arriesgada y no del todo bien planificada acción de armas. Pagar con la vida la defensa de unas ideas o el atrevimiento de plantar cara al tirano es algo que, de niño, causa una impresión que no logran borrar ni el peso, ni el paso de los años”.

Rodríguez-Comendador rememoró el pasado republicano de su familia: “Mi abuelo siempre fue fiel a sus ideas republicanas, pues había sido Diputado en las Cortes Constituyentes de 1931, con solo 29 años, y digno sucesor de su padre, mi bisabuelo, Rogelio Pérez García, que había sido Alcalde Republicano de Almería en 1900 y 1905. Fiel seguidor de Nicolás Salmerón, fue quien puso a mi abuelo en la pista del recuerdo a los Mártires de la Libertad en Almería. Lo mismo que he hecho yo con mi hija Malena, que sin duda, cuando llegue el día también referirá a mis nietos la historia de un puñado de hombres que, mucho antes de que ellos nacieran, dieron su vida en Almería por defender la libertad”.

El exalcalde no dudó en definir sus ideales: “Me considero heredero de la tradición liberal que impulsó, hace ahora casi 200 años, uno de los muchos pronunciamientos y asonadas que a lo largo de todo el siglo XIX se produjeron por toda España, como reflejo de la honda crisis política, económica y social que supuso para nuestro país el doloroso tránsito de la Guerra de Independencia a la pérdida del vasto imperio colonial que se extendió por los dos hemisferios de nuestro planeta durante tres siglos seguidos”.

Algunos de los políticos que acudieron a la Conmemoración. Algunos de los políticos que acudieron a la Conmemoración.

Algunos de los políticos que acudieron a la Conmemoración. / Rafael González

Después de un repaso a la historia de los Coloraos, Rodríguez-Comendador reflexionó sobre cómo esos hechos han repercutido a la sociedad actual: “El paso del tiempo ha permitido comprobar la razón y el acierto de la motivación constitucionalista y liberal que propició la expedición de los Coloraos. El camino recorrido por las libertades recuperadas y que hoy se plasman en la Constitución de 1978 ha sido un gran éxito colectivo, pero no ha sido fácil. Muchos españoles han perdido su vida, o la de algún familiar o amigo, víctimas del fanatismo y la sinrazón del terrorismo separatista. Ellos estarán siempre, con la mayor dignidad, en nuestra memoria. España ha tenido que hacer frente a lo largo de estas últimas cuatro décadas a hechos muy graves, y muy serios, que han afectado a nuestra libertad y también a nuestra convivencia”.

El actual alcalde de la ciudad de Almería y su sucesor, Ramón Fernández-Pacheco, le impuso el Escudo de Oro de la Ciudad. “Luis Rogelio es un almeriense ejemplar, distinguido por muchos méritos que yo resumiría en dos: una vocación humanista enraizada en una larga tradición jurídica familiar y una trayectoria de permanente servicio, desde la política y la administración, a la sociedad almeriense. Su figura, clave para entender las transformaciones y cambios de nuestra capital en la última década, ha aportado a la ya larga secuencia de oradores de este acto una mirada serena y ponderada sobre los hechos que conmemoramos”.

Para el alcalde, este homenaje incluye a todos los partidos políticos democráticos sin distinción: “Un nuevo 24 de agosto, los almerienses nos reunimos en el Salón de Plenos del Ayuntamiento para reafirmar nuestro compromiso con los valores de defensa de la libertad y modernización política y social que sostuvieron la intentona liberal, en lo que ha acabado convirtiéndose en una costumbre, a la vez popular y solemne, que a todos nos atañe, que a todos nos incluye y que a todos nos representa. Para los almerienses, el homenaje anual a los llamados Mártires de la Libertad, constituye una de las tradiciones más sentidas y más significativas en la ya larga historia de una ciudad que, como bien reza su escudo es Muy noble, muy leal y decidida por la Libertad”.

El anterior y actual alcalde se fundieron en un abrazo. El anterior y actual alcalde se fundieron en un abrazo.

El anterior y actual alcalde se fundieron en un abrazo. / Rafael González

Tras las palabras de los responsables, se procedió al acto de ofrenda floral en el Pingurucho de los Coloraos donde fueron pasando distintas personalidades y civiles que no dudaron en dejar las flores que les habían regalado sobre el monumento. La Banda Sinfónica interpretó el himno de la Marsellesa; de Riego donde se gritó ¡Viva la República!; de Almería; de Andalucía; y de España.

Entre los asistentes se encontraban el vicepresidente del Gobierno Andaluz, Juan Marín; la consejera de Cultura, Patricia del Pozo; la presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet; el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas; el presidente de la Diputación, Javier A. García; la delegada del Gobierno Andaluz en Almería, Maribel Sánchez; y el subdelegado del Gobierno de España, Manuel de la Fuente. Además de otros representantes políticos, de asociaciones, colectivos y vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios