josé rodríguez de la borbolla. ex presidente de la junta de andalucía

"Hay que construir un contrapoder para evitar tentaciones de Madrid"

-Estos días se habla mucho en Andalucía del 28-F equiparándolo al 22-M. ¿Cree que estamos en un momento "histórico" similar?

-El 28-F, la posición de Andalucía en relación con el resto de España fue una batalla para conseguir avanzar en la igualdad de los ciudadanos de todos los territorios. Digo igualdad de los ciudadanos, no en las instituciones o hechos diferenciales. Hoy, que no haya políticas discriminatorias está más en juego que en el pasado reciente ante el fenómeno soberanista no sólo de Cataluña sino también del País Vasco y es necesario construir un peso de poder o contrapoder para evitar tentaciones por parte de los políticos madrileños.

-Rafael Escuredo fue el presidente que marcó el camino de la autonomía pero usted tuvo que moldearla. Susana Díaz dice que quiere terminar el proyecto. ¿Nos hemos perdido por el camino?

-No. Primero hay que tener en cuenta que el proceso autonómico andaluz no nació el 28-F. Ese día fue el gran paso del referéndum pero ya en 1977 Andalucía salió a la calle y en 1978 se firmó el Pacto Autonómico Andaluz. Eso no lo recuerda mucha gente, pero ahí todos los partidos políticos se comprometieron con la autonomía plena, dos días antes de que se aprobara la Constitución. Luego, sin Escuredo no hubieran sido posibles las cosas.

--Hay quienes hoy sólo ven una Andalucía sombría.

-Se ha avanzado mucho. Al mismo compás que España. Y con ventajas en determinados periodos. Aquí falta generar más riqueza para repartir más y para eso hacen falta instrumentos sólidos, recursos y políticas sociales. Recursos para invertir y políticas sociales para distribuir.

-¿Qué ha significado la autonomía?

-Hemos conseguido una capacidad de gobierno de Andalucía para Andalucía que no se ha generado en otras regiones y ha hecho posible el paso de una sociedad agraria a una de servicios que sin trauma social. Sin despoblamiento, sin pérdida calidad de vida (al contrario), mejorando los servicios públicos y mejorando las infraestructuras. Mejorando la condición humana. En Andalucía hoy se vive mejor que hace 30 años. El coste ya sea del empleo comunitario, ya sea del PER, es mucho menor que el coste de la reconversiones industriales que también las hemos pagado los españoles.

-Desde la Transición nunca habíamos tenido los andaluces una oferta tan amplia. Se habla de la italianización del arco parlamentario andaluz.

-Yo pienso que va a haber mayor dispersión de la representación política, lo cual no quiere decir italianización. En Italia el problema es que la gente, a la hora de votar, se anda mucho con matices. En España y en Andalucía no hay pequeñas distinciones; hay hartazgo de unas cosas y cansancio. Pero no tiene por qué consolidarse.

-Se refiere al impacto de la crisis, de la corrupción...

-Han homologado a los políticos existentes y, como rechazo a eso, vamos a votar otra cosa, pero no porque haya grandes diferencias ideológicas. Hasta los nuevos oscurecen el mensaje. No hay distinción entre mensajes sino entre personajes. Lo que quieren es darle gusto a todo el mundo, a todos los votantes.

-El caso de Podemos.

-Lo que está haciendo es intentar sumar reivindicaciones dispersas, ofrecer un mensaje unitario y buscarse un enemigo. Su estrategia es clara: primero, hacer una suma de reivindicaciones latentes (construyes un mensaje), luego lo identificas con un pecador (la casta) y, una vez generado el malo, se ofrecen como salvadores para aglutinar a la mayor gente posible. Pero se rasca un poquito y el mensaje está hueco. Quítate tú para que me ponga yo.

-¿El poder por el poder?

-Efectivamente. Ellos están cogiendo muchas de sus enseñanzas de la serie Juego de Tronos, con la lucha por el poder más descarnada que he visto hasta ahora. No hay proyecto.

-¿Cree que el POSE está poniendo los cimientos en Andalucía para la remontada?

-El PSOE va a seguir siendo un partido relevante en España y yo creo que va a ser el partido más relevante en Andalucía.

-¿Cómo ve a Susana Díaz? Parece que su marca se ha impuesto al propio partido.

-Es que Susana es algo nuevo. No es que dé la imagen, lo es. Tiene 40 años. En la política andaluza y en la nacional, es aire fresco. Además Susana es de Triana y Triana es un territorio especial. Tiene una chispa que no tiene otra gente. Están acostumbrados a vivir sin someterse a ningún señor. Y eso se nota. Triana República Independiente… Triana imprime carácter.

-En Madrid se cuenta más si se tiene a todo un pueblo detrás…

-Tenemos que pesar en España. Madrid sigue siendo una corte. Los políticos de Madrid son excesivamente cortesanos y les encanta entenderse con los catalanes…

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios