Andaluzas 22M

La 'ola susanista' da una victoria "histórica e indiscutible" al PSOE

  • Susana Díaz legitima su liderazgo en las urnas y promete "diálogo" y "transparencia" en el tiempo nuevo que se abre en Andalucía.

Comentarios 78

Eufórica. De blanco y verde, como la bandera andaluza que durante quince días ha guiado su campaña electoral. Rodeada de decenas de militantes y arropada por su equipo más cercano y sus más estrechos colaboradores en una puesta en escena de triunfadores. Susana Díaz ha legitimado su liderazgo en las urnas y  ha dado una victoria "histórica" e "indiscutible" a los socialistas andaluces.

Por una vez han acertado las encuestas. Un solo voto de diferencia sobre el PP era suficiente para proclamar la victoria. Y han sido más de 400.000. El PSOE se ha quedado a 8 escaños de la mayoría absoluta pero se ha situado 14 por encima del PP. Tal vez no sea la "mayoría suficiente" a la que aspiraba pero es suficiente para poder gobernar.

Pasadas las once de la noche, la candidata socialista comparecía ante los más de 200 periodistas que se habían congregado desde media tarde en el Palacio de Congresos de Sevilla para seguir la jornada electoral.  Una hora antes, el anuncio televisivo oficial de la victoria era recibido en su cuartel general con un efusivo aplauso, vítores de "Susana presidenta" y un "sí se puede" dirigido a quienes advertían desde el otro lado de la ciudad que el "cambio" en el mapa político andaluz es "irreversible". El PSOE había logrado 47 diputados y 1,4 millones de votos. El número de escaños iguala a los de 2012 cuando Griñán perdió frente a Arenas, pero ahora son cinco las fuerzas que se sentarán en el Parlamento.

Es la "voz" que la presidenta de la Junta quiso dar a los andaluces anticipando un año las elecciones. Y, como dijo anoche, ahora "hay que ser consecuente" con lo manifestado: que el PSOE "ha vuelto a ganar" después de 3 años en los que no fueron el partido más votado; que habría que remontarse a 2008 para encontrar un resultado con una diferencia "tan clara" respecto a la siguiente fuerza (casi diez puntos sobre el PP); y que el Parlamento de Andalucía será un reflejo de la pluralidad que hay en estos momentos en la sociedad con la incorporación de dos nuevos partidos.

A partir de aquí, la secretaria general del PSOE-A se mostró confiada en que el "nuevo tiempo" que se abre sea "mejor para todos" en Andalucía e insistió en su idea de "unir", dialogar y "contar con todos". Desde la transparencia y el respeto a todas las fuerzas.

Si durante toda la campaña no ha dejado de subrayar la importancia de estos comicios enlazando el 22-M con el espíritu del 28-F, la palabra que anoche más repitió en su comparecencia fue precisamente la de victoria "histórica". Recordó, en este sentido, que hay pocos antecedentes en Europa de un partido que revalide su mayoría después de 33 años en el Gobierno -algo que, según dijo, les "llena de responsabilidad" porque es una muestra de confianza y cariño hacia el PSOE- y destacó que, por primera vez, una mujer gana las elecciones en Andalucía.

Ni una sola palabra dedicó al gran perdedor de las elecciones. Aunque se cumpliera lo que Díaz ya advirtió en campaña, que el PP y Rajoy recogerían el 22-M en las urnas lo que habían sembrado durante tres años: "una gran derrota". Tampoco hubo en su intervención ninguna alusión directa a Podemos ni a Ciudadanos ni a posibles alianzas. En su entorno se da por hecho que habrá un gobierno en solitario con acuerdos puntuales cuando resulte necesario.Como ya aseguró el viernes, "no hay ni un solo minuto" que perder: "Esperamos estar a la altura de la responsabilidad y confianza que han depositado miles de ciudadanos . El 22-M va a abrir los mejores años de Andalucía".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios