fútbol tercera división

Adrián Gallardo, demoledor

  • El XDFC suma su tercera victoria seguida gracias a un doblete del punta isleño, en estado de gracia

  • Los azulinos, superiores al Cabecense, vuelven a perdonar y a bajar en la 2ª mitad

Comentarios 0

Tres de tres. El Xerez DFC ha puesto la velocidad de crucero y ya cumple con su hoja de ruta en la temporada de su estreno en Tercera División. La escuadra de Pepe Masegosa dio cumplida cuenta de un Cabecense al que siempre superó en su visita a Chapín y se impuso al equipo sevillano por 2-0 en un partido en el que Adrián Gallardo demostró que se encuentra en estado de gracia. Casi todo lo que toca lo convierte en oro. Los tres puntos permiten a los xerecistas sumar diez y codearse ya con los primeros clasificados. Están a tres del líder Algeciras, que tiene trece y a uno del Córdoba B, con once. Con los mismos puntos que los azulinos están Betis Deportivo, Ceuta y Cádiz.

El cuadro xerecista sigue progresando adecuadamente y ha cambiado totalmente tanto su rendimiento como sus resultados en una metamorfosis notable desde que perdió en el San Juan Bosco ante el Utrera por 2-0 en una cita para olvidar. Los xerecistas encadenan tres triunfos seguidos y ahora su siguiente reto será lograr el póquer en su visita a la Lebrijana el domingo.

Adri Rodríguez se lesiona y su puesto lo ocupa el sub-23 Rodri en la segunda mitad

El encuentro fue accidentado y la victoria le costó bastante cara a los azulinos, ya que volvieron a sufrir más de lo debido porque bajaron el rendimiento en la segunda parte, perdonaron en exceso -en esta ocasión el meta visitante Iván también cuajó una buena actuación- y perdieron a dos jugadores por lesión, el meta Camacho y Adrián Rodríguez.

El técnico xerecista no es partidario de hacer revoluciones en el once salvo que sean necesarias. Ante el San Roque en Chapín hace dos jornadas cuando su equipo aún no había sumado de tres lo hizo y las variantes le dieron resultado. Ayer, repitió esquema y nombres. El guión volvió a cumplirse. Control, oportunidades y demasiados fallos arriba que no permitieron al equipo cerrar el encuentro mucho antes.

El Xerez DFC entró enchufado y realizó una primera parte bastante aseada. Al tercer minuto de juego, Jorge Herrero tuvo la primera oportunidad, al rematar un centro de Bello que achicó la defensa como pudo. La réplica visitante no tardó en llegar. Joaqui sacó de espuela un disparo de Pepelu que había cogido dirección a portería tras una buena acción de ataque.

Las ocasiones se sucedían y en el minuto nueve, una falta lateral de Burrita a Bello la estrelló Álex Colorado en la base del poste. El balón acabó en saque de esquina que lanzó Heredia y Jorge Herrero lo remató de cabeza para que Iván se luciese con un paradón.

Los rojinegros no se acobardaban y salían de la cueva rápidos cada vez que podían. A los trece minutos, Juanan se marchó de Padilla pero ahí estaba Camacho para terminar con el peligro. La perseverancia local tuvo recompensa al cuarto de hora. Adrián Gallardo, un cazagoles con el santo de cara desde que aterrizó en el equipo, hizo saltar la banca. El ariete empujó delante del portero un balón de cine que le puso Juan Gómez.

La peor noticia de la tarde se produjo a la media hora, cuando Camacho salió a pies de Pepelu dentro de su área y el ariete metió el pie que impactó en la cara del meta azulino. Tuvo que ser trasladado al hospital con rotura de varios dientes y una fuerte conmoción. Marrufo ocupó su plaza y se estrenaba en Tercera. Esa acción sacó algo del partido a los de Masegosa y puso al público contra Pepelu, pitado cada vez que tocaba el balón por su acción con el guardameta.

Aún así, el XDFC dispuso de dos acciones más. Un disparo de Heredia desde la frontal (37') pegó en un defensa y se fue a saque de esquina y luego, una jugada del zurdo la remató de cabeza abajo Rojas y la sacó Iván con otra acertada parada.

La segunda parte arrancó como terminó la primera, con una doble oportunidad para los xerecistas en dos saques de esquinas lanzados por Álex Colorado. La mala suerte se volvió a cebar con el XDFC. Masegosa tuvo que realizar su segundo cambio obligado. Rodri saltó al terreno de juego y Jorge Herrero retrasó su posición para que el joven medio sub-23 se ubicase más adelante.

En el 54', Juan Guerra sacó bajo palos un disparo de Rodri y minutos después (61'), Iván se lució para mandar a córner un trallazo de Padilla y la defensa (67') evitó que un disparo de Rodri entrara. En esa misma acción, el saque de esquina lo mandó al larguero por fuera Álex Colorado.

El XDFC, al igual que en encuentros anteriores, era superior a su rival, controlaba pero no mataba el encuentro. Rojas evitó que Pulet conectase con el balón y lo mandó a córner en el minuto 73 y poco después, el preparador sevillano apostó por jugar con dos delanteros, retirando del campo a Álex Colorado para dar cabida a Javi Tamayo.

El Cabecense, por la inercia de saberse con una mínima desventaja y sabiendo que en cualquier acción podía empatar, no bajó la guarda e intentaba poner en apuros los azulinos, que ya muy cansados acusaban el esfuerzo, pero una contra rápida y de calidad sentenciaron. Un jugadón de Heredia lo mandó al fondo de la red otra vez Adrián Gallardo con un testarazo impecable (85').

El tanto desató la alegría en la grada y serenó a unos futbolistas que ya acusaban bastante el calor y el desgaste realizado durante muchos minutos.

El XDFC ha recuperado la sonrisa, aunque acabó sufriendo y triste por la mala fortuna de Camacho y la lesión de Adri, y la identidad. Tres victorias seguidas dan para mucho. El equipo ahora cree mucho más en sus posibilidades, en su potencial, en la calidad de sus jugadores, tiene más paciencia y confianza, defiende con más orden y manda más en la medular. Sólo le falta golpear con más dureza arriba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios