Fútbol | Tercera División

Contundente respuesta del Ayuntamiento de Arcos al club blanco

  • Raúl Lozano, delegado de Deportes, tilda de "vergonzosa" la postura de la junta directiva por culpar al Consistorio de los problemas económicos de la entidad

Raúl Lozano, delegado de Deportes de Arcos. Raúl Lozano, delegado de Deportes de Arcos.

Raúl Lozano, delegado de Deportes de Arcos.

El Ayuntamiento de Arcos no ha tardado en responder al club que preside Francisco Valenzuela por la decisión de la junta directiva de presentar la dimisión, aunque no se hará efectiva hasta el 24 de diciembre, debido a los problemas económicos que atraviesa la entidad por la falta de respaldo municipal en los últimos meses.

El Arcos, según fuentes municipales, ha recibido entre 2017 y 2018 más de 70.00 euros en concepto de diferentes ayudas y esas mismas fuentes achacan la situación a una mala planificación tanto económica como deportiva. Al mismo tiempo, anuncian que el campo Antonio Barbadillo, a partir de ahora, ya no será utilizado por el equipo en exclusiva, tendrán prioridad sobre él las escuelas municipales y tendrán que compartir las instalaciones.

Raúl Lozano, delegado de Deportes arcense, se ha mostrado muy crítico y ha asegurado en rueda de prensa que "me parece de muy poca vergüenza pretender justificar su decisión por el escaso respaldo de nuestro equipo de gobierno, haciéndola recaer en la figura del alcalde y en la Delegación de Deportes. La gestión de los recursos de esta delegación siempre ha estado apoyada en el criterio del sentido común y de responsabilidad. Me da vergüenza la cantidad de dinero que se ha destinado al Arcos, y no porque no lo merezca sino porque hemos tenido que gestionar de otra forma otros temas importantes, como las escuelas deportivas municipales".

El delegado añadió: "Estoy indignado y no me queda otra que mostrar mi total desacuerdo con la directiva del Arcos y con su comunicado, justificándose y escudándose en la poca colaboración de este Ayuntamiento. Me parece de tener poca decencia querer justificarlo todo por la poca colaboración. Ellos tenían que haber tenido en cuenta todas las inversiones a la hora de planificar la presente temporada y no culpar a una administración pública al ser el Arcos C.F. un club privado".

Raúl Lozano analizó la mala planificación económica de la entidad y lanzó un mensaje de tranquilidad a los aficionados, resaltando que “no vamos a permitir que el Arcos desaparezca y si tenemos que tomar cartas en el asunto lo haremos para que Arcos de la Frontera siga teniendo un club de fútbol. No podemos garantizar en qué categoría pero sí que los jugadores serán de Arcos, para eso tenemos escuelas con más de 800 niños. La Tercera División puede que no sea la categoría que le corresponda al Arcos C.F., tanto por afición como por solvencia económica”.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios