Baloncesto | Primera Nacional

El Basket Xerez CD logra en Amate su cuarta victoria seguida (72-77)

  • El equipo de Julián Martínez desequilibra en el último cuarto un igualado envite con el Labradores

Los jugadores del Baloncesto Xerez CD mantuvieron en Sevilla su racha victoriosa. Los jugadores del Baloncesto Xerez CD mantuvieron en Sevilla su racha victoriosa.

Los jugadores del Baloncesto Xerez CD mantuvieron en Sevilla su racha victoriosa. / Basket XCD

El Baloncesto Xerez CD encadenó su cuarta victoria consecutiva al imponerse en el pabellón Amate al RC Labradores por 72-77 en partido de la 7ª jornada de la Primera Nacional, imponiéndose así a domicilio en la lucha por clasificarse para los 'play-off' de ascenso a un rival directo que la campaña anterior renunció a subir a Liga EBA.

Arrancó el partido con defensas férreas de ambos equipos, librando un cuarto muy igualado con el marcador muy apretado, lo que se mantendría hasta el tramo final. Así, en el intercambio de canastas, como si de un partido de tenis se tratase, adquirían más importancia los breaks conseguidos y solo en una ocasión conseguía anotar cada equipo dos ataques consecutivos. También hubo igualdad en los tiros de tres, destacando en esta faceta el azulino Mariano Macagno, que anotó 3 de los 7 logrados por los xerecistas en todo el encuentro.

Tras el empate (18-18) en el primer cuarto, el segundo periodo fue un calco del primero, con ventaja máxima de 3 puntos y renta mínima de los visitantes al descanso (32-33).

El tercer cuarto continuó por los mismos derroteros, con continuas subidas y bajadas de diferencias entre 1 y 4 puntos en el marcador. Al último minuto de este parcial se llegaba con un 52-53 que dio paso a un punto de inflexión con un parcial de 0-6 a favor del equipo de Julián Martínez, que aprovechó las técnicas señaladas a los locales.

Con ventaja de 52-59 encaraba el Básket Xerez CD el último cuarto, en el que la moral de los sevillanos, tocada por la técnicas del período anterior, acabó por venirse abajo con el acierto de los xerecistas, que con un parcial de 1-7 adquirían su máxima diferencia (13 puntos, 53-66). El Labradores tiró de pundonor presionando con más intensidad, recortando su desventaja aunque fue nadar para morir en la orilla, ya que los xerecistas supieron dosificar su ventaja y jugar con el tiempo restante para acabar imponiéndose por 72-77.

Julián Martínez, entrenador del Baloncesto Xerez CD, hizo jugar a los bases Juan Vidal, Daniel Monge y Quintin Lee; los escoltas Juanjo López y Wagner Cordero; los aleros Mariano Macagno, Arnau Bernal, Raúl Núñez y Ángel Serrano; y los pívots Manuel Fernández, José Ruiz y Rico Spikes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios