Baloncesto | Primera Nacional

El Basket Xerez CD tira de casta y logra su sexto triunfo (83-78)

  • El equipo de Julián Martínez, que fue expulsado, remonta en la segunda mitad al PDM Gibraleón y se coloca quinto en la tabla

Los jugadores del Baloncesto XCD, celebrando la victoria en el Ruiz-Mateos. Los jugadores del Baloncesto XCD, celebrando la victoria en el Ruiz-Mateos.

Los jugadores del Baloncesto XCD, celebrando la victoria en el Ruiz-Mateos. / Basket XCD

El Baloncesto Xerez CD logró ante el PMD Gibraleón su sexta victoria del curso (83-78) en un emocionante partido donde el orgullo de los azulinos y el apoyo de la afición posibilitaron la remontada en un choque que se puso muy cuesta arriba a los locales. Fue un encuentro muy igualado que tuvo dos partes diferenciadas, la primera parte se decantó del lado onubense y la segunda de color xerecista. Con el triunfo, el equipo jerezano se coloca quinto en la tabla a dos triunfos del líder.

Ya desde el salto inicial los jerezanos tuvieron que superar varias decisiones arbitrales polémicas, pero pese a todo, los locales tuvieron un buen comienzo y se colocaban 10-4. Luego, el Gibraleón tomó las riendas y se puso por encima con una máxima ventaja de 8 puntos, reducida por los azulinos con un triple al final del cuarto (20-25).

El segundo cuarto comenzó con arreón xerecista (30-30) pero varias faltas y un triple visitante permitieron distanciarse de nuevo al Gibraleón, ahora con 7 puntos de ventaja. El descontento de Julián Martínez, técnico local -y de la grada-, con el arbitraje acabaron con dos técnicas seguidas y la expulsión del entrenador xerecista. A todo esto, los onubenses aprovechaban para poner tierra de por medio en el marcador (30-41). Tocaba sacar fuerzas de flaqueza y mantener la concentración y el Basket Xerez CD apretó para reducir su desventaja al descanso (41-47).

Arrancó la segunda mitad con el quiero y no puedo de los jerezanos, mantiéndose el PDM Gibraleón por delante en el marcador con diferencias oscilando entre los 6 y los 9 puntos. En el minuto 5 los árbitros señalan la quinta personal a Pepe Ruiz, pívot local, con lo que el Baloncesto Xerez CD se quedaba con solo un hombre alto para el resto del partido. Pero los jugadores locales tiraron de amor propio y, aprovechando que dos de los hombres altos visitantes se lesionaron, igualaron de nuevo las fuerzas, llegándose al final del tercer cuarto con todo por decidir (61-64).

Con el apoyo de la grada, la moral de los jerezanos se vino arriba y en dos minutos consiguieron igualar el partido (65-65) y luego ponerse con 6 puntos de ventaja (71-65). Los visitantes solo pudieron lograr el empate a 74 y no supieron sacar provecho de los 14 tiros libres de los que dispusieron en el tramo final de este cuarto, anotando solo 6 y 4 canastas en juego. El Basket XCD supo mantener la calma, la diferencia a favor y consiguió llevarse la victoria por 83-78 luchando todo el partido contracorriente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios