Deportes

Belmonte lidera a España

  • La catalana, que participará en siete pruebas, afronta la cita "sin presión"

Desde hoy y hasta el próximo 24 de agosto, Berlín acoge los Campeonatos de Europa de natación. Las disciplinas de sincronizada y aguas abiertas darán el pistoletazo de salida a la competición, que contará con la presencia de unos 900 participantes.

La piscina del Europa Sportpark y el velódromo de la capital germana serán los escenarios protagonistas de un evento en el que la selección española intentará lograr el mayor número posible de medallas. Mireia Belmonte y el combinado de sincronizada parten con claras opciones de subirse al podio. Tampoco se pueden descartar las posibilidades de Rafa Muñoz, Melani Costa y Erika Villaécija.

A pesar de ser la principal baza del equipo español, Mireia Belmonte asegura "no tener presión" y, por ello, afronta la cita continental con el objetivo de disfrutar. La doble medallista olímpica en Londres 2012 valoró sus expectativas antes del inicio de unos campeonatos que serán la antesala del Mundial de Kazán de 2015 y de los Juegos de Río de 2016.

Hasta siete pruebas nadará la catalana: 5 kilómetros en aguas abiertas, 200 metros mariposa, 800 libre, 400 estilos, 1.500 libre, 400 libre y 200 estilos. Un "duro" maratón que, sin embargo, no teme. "No tengo presión, porque ya acumulo muchos campeonatos haciendo las mismas pruebas, compitiendo a un ritmo muy alto. Tengo que disfrutar e ir día a día", comentó en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat del Vallés (Barcelona), donde la expedición española se hizo la correspondiente foto de familia antes de viajar a Berlín.

Una de las novedades para Belmonte será la prueba de los 5 kilómetros en aguas abiertas, la cual afronta con "mucha ilusión" porque es "un reto totalmente nuevo". Pese a tratarse de su debut, la de Badalona se ve con opciones de completar una buena actuación: "El 5.000 metros es una prueba que en piscina siempre se me da bien. Por eso creo que en aguas abiertas puedo aprender mucho y disfrutar para probar algo distinto".

A pesar de que el calendario de competición será "apretado", Belmonte considera que su ritmo "es bastante bueno", si bien admite que aún tiene que descansar "un poquito más" para lograr sus objetivos. "La opción principal siempre es bajar marcas y, como consecuencia, colgarse las medallas", reconoció la joven, que prefiere ir paso a paso en lugar de pensar en cuántas preseas conseguirá.

Por su parte, los cinco españoles que competirán hoy en la prueba de aguas abiertas intentarán hacerse con alguna de las medallas en liza.

En la categoría femenina, Luisa Mar Morales y Érika Villaécija, nadarán en los 5 kilómetros. Ambas estarán también en los 10 kilómetros y, posiblemente, formarán parte del relevo 3x5 mixto, que aún no tiene una composición definitiva.

La distancia mayor la disputará Margarita Domínguez, que tendrá que luchar, entre otras, con la actual campeona del mundo, la italiana Martina Grimaldi.

En la categoría masculina, el único representante español, Antonio Arroyo, tratará de frenar, en los 5 y en los 10 kilómetros, el dominio del alemán Thomas Lurz, nada menos que 12 veces campeón del mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios