Deportes

Biles amplía su botín dorado

  • Whitlock firma un doblete con el oro en salto y caballo con arcos

La estadounidense Simone Biles agrandó su ya de por sí admirada figura en los Juegos de Río 2016 al colgarse su tercer oro en la cita brasileña tras imponerse en la final de salto.

Biles completó otra actuación maravillosa en el Olympic Arena y se llevó el triunfo con una nota de 15.966. La suya era una victoria que entraba en todas las quinielas. A sus rivales no les quedó más remedio que asumir que la joven, de 19 años, fue muy superior. La rusa Maria Paseka, bronce en Londres 2012 en este aparato, marchaba primera en la clasificación general con una puntuación de 15.253. Pero una vez hizo su aparición estelar Biles, las tornas cambiaron de manera significativa.

Al final, Paseka se tuvo que conformar con la plata. La suiza Giulia Steingruber fue tercera con 15.216. Cuarta concluyó la india Dipa Karmakar, que ejecutó un produnova, el salto más difícil, y acabó con una puntuación de 15.066.

La uzbeka Oksana Chusovitina, de 41 años, también intentó un produnova, el único salto de dificultad 7. No le salió del todo bien, pero el público se lo agradeció. La veterana gimnasta cerró la competición séptima (14.833).

En categoría masculina, el británico Max Whitlock, que previamente ya se había colgado la medalla de oro en la final de suelo, consumó su doblete al vencer también en la de caballo con arcos.

Bronce olímpico en Londres 2012 en este aparato, su gran especialidad, y campeón mundial en Glasgow 2015, Whitlock encadenó su segundo oro con una nota de 15.966, con la que superó a su compatriota Louis Smith (15.833), que repitió la plata de Londres 2012 y sumó su tercer podio tras lograr también el bronce en Pekín 2008.

El podio lo completó el estadounidense Alexander Naddour con una nota de 15.700, una décima más que el francés Cyril Tommasone, cuarto.

Whitlock era el favorito y no falló. Al contrario. Su puntuación de 15.633 -Diego Hypolito, con 15.533, y Arturo Mariano, con 15.433, se colgaron la plata y el bronce, respectivamente- le dio el impulso definitivo para volver a coronarse campeón.

A los dos oros conseguidos en la primera jornada de finales por aparatos, el británico suma también el bronce que logró en el concurso completo individual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios