fútbol tercera división

Bonilla se va del Xerez DFC

  • El delantero pide salir para tener minutos y el club busca una cesión

José Bonilla. José Bonilla.

José Bonilla. / manuel aranda

El Xerez Deportivo FC cederá a Bonilla a un club de Tercera de Málaga -hay varias opciones abiertas- a petición del futbolista, que ha solicitado cambiar de aires para tener minutos de juego.

Edu Villegas, director deportivo xerecista, detalló ayer la actualidad lamentando "situaciones que no son reales que al final lo que hacen es restar al club", aludiendo a ciertos comentarios malintencionados vertidos en redes sociales.

"Bonilla desde hace tiempo atrás me está solicitando la salida del club, una cesión, porque él demanda tener más minutos -explicó Villegas-. Yo, como profesional, no entro en alineaciones ni en convocatorias pero tampoco puedo entrar ni voy a entrar a garantizar minutos a un futbolista. Seguimos pensando que es un futbolista con proyección pero esa falta de minutos le afecta a su situación personal: un chaval joven que echa de menos a su familia, su casa... Me va insistiendo más cada día en la posible salida o cesión, porque él quiere triunfar en el Xerez pero demanda tener minutos. Yo lo hablo con el entrenador, que no quería que saliera Bonilla, yo tampoco, ni el club, pero como profesional xerecista no voy a permitir que haya ningún jugador a disgusto porque eso no suma, eso resta".

Así las cosas, el pasado jueves por la tarde se decide la cesión a un equipo cercano a su entorno, en Málaga: "Nosotros no queremos desprendernos de Bonilla y va a ir cedido a un club de Tercera en el que podamos hacerle un seguimiento y va a seguir siendo jugador nuestro", reiterando que "el entrenador por nada del mundo quería que se fuera y yo tampoco".

En efecto, Pepe Masegosa, técnico xerecista, así lo entendía: "He tenido una conversación con él, él ha pedido irse de forma reiterada, hemos tratado de hacerle ver que se está precipitando porque van tres partidos de Liga, de hacerle ver que el equipo, yo y el club le necesitábamos por sus características, he intentando hacerle ver que no es la mejor fórmula en la vida salir corriendo ante una adversidad, porque él quiere jugar, dice, va a ir a otro equipo pero ¿quién le garantiza jugar? ¿Si no juega, qué hace? ¿Se va otra vez? Edu y yo hemos intentado hacerle ver que esas no son las formas de actuar en el deporte sino que tiene que sacrificarse y trabajar a muerte. Estamos muy contentos con él, no ha jugado por pequeños detalles pero esa no era la línea a seguir. Él ha seguido insistiendo y nos faltaba amarrarlo a la silla para que se quedara".

Añadía Masegosa que "lo que sí tengo claro y Edu está muy de acuerdo conmigo es que no podemos tener a nadie que no esté convencido de querer estar porque esto es muy sacrificado y yo no voy a hacer concesiones porque alguien emocionanmente esté mejor; es decir, no lo voy a poner ni a quitar poque esté enfadado o no. Entonces, si él no es consciente de que tiene que estar, como dicen por ahí, a hierro, yo no quiero a nadie que no esté completamente implicado y aceptando cualquier decisión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios