Deportes

Dembele quiere ser "crack"

En un repentino giro de los acontecimientos, Ousmane Dembele no sólo reivindicó su capacidad para ser titular en el Barcelona, sino que expresó claramente que quiere ser un crack mundial.

Si hace apenas un mes se dudaba hasta de su continuidad en el equipo azulgrana, ahora ya quedan pocas dudas a medida que el francés muestra las cualidades que convencieron al Barcelona de pagar hace un año al Borussia Dortmund 105 millones de euros más 40 en variables. Fue el segundo fichaje más caro de la historia del fútbol tras los 222 millones de Neymar. Dos goles suyos fueron decisivos ya esta temporada. En la Supercopa de España marcó el tanto definitivo ante el Sevilla y el sábado repitió mérito con su gol al Valladolid, donde rescató una victoria (0-1) para un Barça que acabó encerrado en su área ante un recién ascendido. El propio club azulgrana envió un mensaje de desconfianza a mediados de julio al fichar a Malcom, un extremo que en teoría juega en la misma posición que Dembele. Se habló entonces de una gran contratación que ponía en peligro a Dembele, cuyos precedentes tampoco invitaban al optimismo. El galo de 21 años sufrió una grave lesión en un tendón a comienzos de la pasada temporada, una dolencia que los médicos atribuyeron, entre otras circunstancias, al estrés del jugador. Apenas jugaría 22 partidos en toda la temporada (cuatro goles). Fue una contribución pobre para el campeón de la Liga.

Durante este tiempo se habló de falta de adaptación, y no sólo al Barcelona. Poseedor de un carácter introvertido y distraído, su gusto por la comida basura inclinó al club a la contratación de un cocinero para su dieta, pero fue despedido al no entenderse bien con el futbolista. Luego, Dembele incorporó por su cuenta a un osteópata personal para poder prevenir lesiones musculares, algo de lo que los dirigentes se enteraron por una entrevista que concedió el futbolista a una revista francesa. El Mundial tampoco ayudó a disipar las dudas sobre el jugador. Didier Deschamps, lo alineó como titular en el debut ante Australia, pero su actuación fue deficiente y, sustituido por Olivier Giroud, desapareció del equipo que a la postre saldría campeón.

Malcom empezó con clara ventaja la pretemporada, pero Ernesto Valverde sorprendió a todos al concederle a Dembele la categoría de titular indiscutible desde el comienzo. Y el francés le está devolviendo la confianza. La continuidad de su rendimiento marcará el balance final, pero su actitud es ahora decidida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios