Deportes

Festival ofensivo como colofón

La selección española de balonmano logró ayer un abultado triunfo ante Finlandia (39-16), asegurando el primer puesto de su grupo de clasificación para el próximo Europeo de Polonia.

La falta de calidad del equipo nórdico hizo que el partido quedara decantado desde los primeros minutos y que la única emoción fuese comprobar por qué diferencia iba a ganar el equipo de Manolo Cadenas. Incluso los menos habituales entre como Goñi, Antonio García o Ángel Fernández dejaron claro desde el inicio que no se iban a relajar para demostrar que tienen un hueco en la selección.

El altísimo ritmo permitió que el choque fuera una exhibición de España ante un rival muy débil. El mayor desequilibrio en el juego se produjo en el primer tiempo, casi desde el inicio, porque los españoles salieron muy centrados, empeñados en marcar distancias pronto, liderados por Cañellas y Víctor Tomás, además de por un Pérez de Vargas a un nivel excepcional en la portería.

El 11-5 que reflejaba el marcador al cuarto de hora ya indicaba que la selección quería concluir su clasificación con un buen partido. Así, poco a poco, el margen fue a más hasta alcanzar los 12 goles al descanso (21-9). El segundo tiempo resultó un trámite para concluir con un abultado 39-16.

Por su parte, la selección femenina tratará de certificar hoy (14:15) su clasificación para el Mundial de Dinamarca 2015 con otro triunfo frente a Eslovaquia, a la que ya derrotó (25-19) hace una semana en Las Palmas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios