fútbol tercera División

Galiano, tres semanas fuera

  • El central del Guadalcacín sigue con el tobillo "muy hinchado y con poca movilidad" y se une a la larga lista de bajas que tiene Javi Rivas

Diego Galiano, en la imagen junto a Juanjo, se va a perder al menos los tres próximos compromisos.

Diego Galiano, en la imagen junto a Juanjo, se va a perder al menos los tres próximos compromisos. / vanesa lobo

La enfermería del Guadalcacín está a reventar. Son muchos los jugadores del equipo de Javi Rivas los que en los últimos días han tenido problemas físicos y el técnico empieza a estar preocupado por las dificultades que va a tener el próximo domingo para formar la alineación, especialmente en defensa. Topo y Alberto volvieron a tener minutos esta semana en el partido ante el Antoniano, pero los tres centrales de la plantilla ni se vistieron. Rosales sigue pendiente de comenzar a entrenar, Ayala tiene problemas en un ojo y Diego Galiano sufre un esguince de tobillo que le mantendrá apartado durante, al menos, las tres próximas semanas.

El capitán de los azules se encuentra preocupado porque su tobillo derecho sigue "bastante inflamado y rígido. Tengo poca movilidad y dolor. Puedo apoyar muy poco", declaró el central. El fisioterapeuta del club le estuvo tratando el pasado miércoles en el mismo Fernández Marchán mientras se disputaba la segunda parte del Trofeo de Feria y las sensaciones no fueron precisamente buenas. "Creo que, mínimo, voy a estar tres semanas de baja. No tiene buena pinta". De cara a los próximos partidos el equipo va a tener la defensa en cuadro, pues Pulido también es duda. Lleva toda la semana sin entrenar por culpa de una lumbalgia, pero espera poder estar disponible para enfrentarse al Sevilla C. "Tenemos muchas bajas. Esperamos recuperar gente poquito a poco e ir rearmando la plantilla".

La solución, de momento, está en el juvenil, que precisamente entrena Diego Galiano. En la primera jornada debutaron dos y en el Trofeo de Feria hasta siete coparon el once inicial. "Son chavales que llevan muchos años en el club y que han trabajado muy bien con todos los entrenadores que han tenido anteriormente. Este año se está tirando de ellos y el míster confía bastante. El otro día tenían enfrente a un equipo de División de Honor con un buen presupuesto y estuvieron a la altura del partido. Si trabajamos bien serán el futuro del club".

A Rivas no le queda otra que contar con los juveniles, pues el club ya le ha dicho que el presupuesto para fichajes se ha acabado. La plantilla es corta, pero el capitán espera obrar, un año más, el milagro de la permanencia. "La plantilla es corta, pero también es verdad que tenemos muchos lesionados. Cuando estemos todos disponibles tendremos una plantilla bastante competitiva para volver a conseguir el objetivo. El míster tiene las ideas muy claras y nosotros creemos en él. Tenemos que creer en nuestro trabajo porque es la única manera de salvarnos".

Además de las bajas en defensa, en el Guada siguen pendientes de la recuperación de Chiqui, con una lumbalgia, de Juanma Carrasco, que no ha podido estar durante toda la pretemporada, y de Regalí, que en el Trofeo de Feria sufrió una dura entrada en el tobillo que le obligó a ser sustituido. Gómez, sancionado con un partido, es baja segura para el partido del próximo domingo contra el Sevilla C.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios