Fútbol Sala | Primera División femenina

El Guadalcacín vende cara su derrota (3-0)

  • Las jerezanas caen en casa del Poio Pescamar pese a mostrar una buena imagen

  • Luci sufre un esguince de tobillo en el minuto 12 y no puede regresar a la pista

Andrés Sánchez da instrucciones a sus jugadoras durante un tiempo muerto. Andrés Sánchez da instrucciones a sus jugadoras durante un tiempo muerto.

Andrés Sánchez da instrucciones a sus jugadoras durante un tiempo muerto.

El Guadalcacín FSF mostró una buena imagen en su visita al Poio Pescamar gallego pero no le fue suficiente para sumar el primer punto de la temporada. Las de Andrés Sánchez sucumbieron ante un rival que ha ganado sus cuatro primeros partidos de Liga -ha tenido que aplazar dos por la participación de dos jugadoras en los Juegos Olímpicos de la Juventud- y una semana más cierran la clasificación de la Primera División a la espera de los duelos contra los equipos que también ocupan zona de descenso y que se antojan decisivos para la lucha por la permanencia.

Tras unos primeros minutos de tanteo, el cuadro gallego se lanzó a presionar en pista contraria -tal y como vaticinó Andrés Sánchez en la previa- y en un robo de balón lograba abrir el marcador a los diez minutos de partido. Dos minutos más tarde, otro contratiempo para el Guadalcacín, que perdía a Luci por una torcedura del tobillo derecho. La jugadora no pudo regresar a la pista en el resto del choque. Con el 1-0 se llegaba al descanso.

En la reanudación, el Guadalcacín adelantó sus líneas, presionó más arriba y tuvo un par de buenas ocasiones que desbarató la portera local. Creía el Guada y veía posibilidades de empatar pero lo que llegó fue el 2-0, obra de Dani tras culminar un contraataque tras robo.

Con el 2-0, Andrés Sánchez ordenó jugar de cinco con portera-jugadora arriesgando pero sin tener más remedio si quería acortar distancias. Así llegó el 3-0, obra de Silvia desde su propia área aprovechando que la portería guadalcacileña estaba desguarnecida.

La expedición jerezana tampoco acabó contenta con la labor arbitral, que si bien no influyó en el marcador, si tuvo decisiones en las que no aplicaron las reglas del juego con el mismo rasero y terminaron expulsando al delegado del equipo guadalcacileño, Manolo Rosa.

Al Guada sólo le queda ya empezar a preparar el partido del próximo sábado ante el Majadahonda, encuentro que se disputará en el Polideportivo Municipal a partir de las seis de la tarde. Las madrileñas ocupan la decimoprimera posición con siete puntos y sería una buena oportunidad para sumar los primeros puntos de la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios