Fútbol | División de Honor

El Guada se despide en casa de la categoría ante el Egabrense

  • Los de Paco Ávila tiene las bajas de Fernando, sancionado, y Cristian y el técnico dará minutos a los juveniles Petaca, Álex Martín y Ricky

Fernando es baja en el Guadalcacín por sanción.

Fernando es baja en el Guadalcacín por sanción. / Manuel Aranda

El CD Guadalcacín se despide este domingo (19:30) de su afición y de la categoría en el Fernández Marchán ante el Egabrense, un rival que quema sus últimas naves y que se aferra a la División de Honor. Es 11º con 49 puntos y depende de sí mismo para salvarse. Si gana, tendrá el objetivo logrado y si no lo logra tendrá que esperar a los resultados que consigan sus rivales directo, Atlético Central, Lebrijana y Torreblanca.

El Guada echa el telón a una temporada aciaga, marcada por las consecuencias de la sanción de cinco puntos que recibió el club por los incidentes de su encuentro ante el Bollullos en la primera vuelta. Competición le restó primero tres puntos por el cierre del campo, que además clausuró por cuatro partidos, y castigó a Chukili con seis encuentros y cinco a Lobo y Fernando. Justo la semana antes del encuentro de vuelta en la localidad condal le restó dos más por las faltas graves no computadas en su momento. Increíble pero cierto. Será por el exceso de trabajo que tienen en la Andaluza...

Los de Paco Ávila, de todos modos, también han sufrido durante todo el curso el azote de las lesiones, que han mermado bastante a un plantel que tampoco se pudo reforzar en exceso.

Para esta cita, el técnico, que suplió al frente de la nave azulino a Galiano tras su marcha al Antoniano una semana después de los incidentes, cuenta con las bajas del sancionado Fernando y la de Cristian y va a recompensar a algunos de los juveniles que han ayudado al equipo durante todo el curso. Petaca, Ricky y Álex Martín tendrán minutos y alguno de ellos hasta puede ser titular.

Ávila, resignado, confiesa que "el fútbol es así. Nos hubiese gustado despedir de la temporada de otra forma, pero no ha podido ser. Creo que los chavales han trabajado muchísimo y han sido profesionales durante todo el año pese a las adversidades. Tanto la afición como los jugadores merecen el triunfo. Este trágico final no lo esperábamos".

Sobre el rival, apunta que "se juegan la vida y va a ser un partido complicado a nivel emocional. Queremos despedirnos dentro de lo malo con un buen sabor de boca y con una alegría después de tanto sufrir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios