Fútbol | Tercera División

El Guadalcacín se hunde un poco más en Espiel (2-0)

  • Un gol en propia puerta después del 1-0 hurga en la herida de los jerezanos, que siguen sin traducir sus ocasiones en el marcador

Diego Galiano, capitán del Guada, con el abanderado del Espeleño y el trío arbitral. Diego Galiano, capitán del Guada, con el abanderado del Espeleño y el trío arbitral.

Diego Galiano, capitán del Guada, con el abanderado del Espeleño y el trío arbitral. / @AtcoEspeleno

La derrota en la visita a un rival directo complica un poco más la ya de por sí angustiosa situación del Guadalcacín en la clasificación. Y con el triunfo ante los jerezanos, el Atlético Espeleño vuelve a reencontrarse con la victoria después de doce jornadas. La última vez que sumó los tres puntos fue ante el Xerez CD en casa (2-1) en septiembre. El Guada, que también afrontaba este partido igual de necesitado de puntos que su rival, sigue en el farolillo rojo, habiendo ganado solamente un partido en toda la temporada.

Ambos equipos salieron a ganar conscientes de la sequía que atravesaban y de que cualquiera de los dos podía ganar, pues ambos conjuntos se sitúan en la zona baja de la tabla y son rivales directos. Sin embargo, las cosas no empezaron nada bien para los locales que ya en el minuto 10 de partido, Pablo Mogollón se marchaba lesionado del terreno de juego por un golpe en una disputa área de balón. En su lugar entraría Ángel García, que nada más tocar el balón aprovechó la ocasión para batir a Antonio Lebrón en un disparo muy ajustado que se coló por el palo derecho del guardameta. Fue llegar y besar el santo para Ángel García, que puso el 1-0 y mermó la moral del rival que otra vez se veía abajo en el marcador.

El Guadalcacín no tenía la suerte de cara y en el minuto 28 de la primera mitad, José Ángel protagonizó una jugada desafortunada para los jerezanos: en una acción defensiva, el futbolista visitante marcó en propia puerta al intentar despejar un balón. Lebrón, a contrapié, no pudo evitar que el esférico traspasara la línea de fondo y se convirtiera en el 2-0.

En la segunda mitad, lejos de bajar los brazos, el Guadalcacín dispuso de ocasiones para acortar distancias. En el minuto 65, Pancy dio un pase en profundidad a la espalda de la defensa para que la recibiera Juanjo, que no llegó al balón por escasos centímetros. El esférico acabó perdiéndose por la línea de fondo. Seguidamente, por el bando espeleño, Fede tuvo un mano a mano con el guardameta jerezano, que en una gran intervención envió el balón a córner. Ambos equipos disfrutaban de ocasiones claras pero que no llegaban a materializarse por falta de efectividad en el último pase.

El choque terminó 2-0, resultado que supone una gran inyección de moral para el Atlético Espeleño y la primera victoria desde que José Ángel Garrido llegó al banquillo cordobés. Mientras, el Guadalcacín recibirá al Xerez CD el próximo jueves en un nuevo derbi jerezano, ahora en el Fernández Marchán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios