Fútbol | Segunda División B

Inmerecida derrota del Sanluqueño en Marbella (1-0)

  • Los verdiblancos ofrecen una buena imagen y tienen ocasiones de sobra para empatar como mínimo

El Atleti mereció más en su visita al Marbella. El Atleti mereció más en su visita al Marbella.

El Atleti mereció más en su visita al Marbella. / Málaga Hoy

El Atlético Sanluqueño ha encajado este domingo por la mañana una derrota por la mínima en Marbella, en un partido en el que los verdiblancos merecieron algo más ya que tuvieron ocasiones para, al menos, haber logrado un empate. No fue así y el Atleti sigue en puestos de descenso.

Los de Abel Gómez plantaron cara a un conjunto marbellí que venía enrachado, con tres victorias y un empate en lo que va de segunda vuelta, y al que maniataron, pero les faltó acierto para concretar alguna de las acciones de peligro que tuvieron, tanto en la primera parte, como en el tramo final del choque, en este último caso por medio de Güiza.

Los locales empezaron apretando, especialmente por la banda izquierda, con el brasileño Paulo Vitor, que debutaba. A los 13 minutos, reclamaron un penalti por un posible derribo sobre Juanma, que el árbitro no señaló. Pero el Sanluqueño también creó peligro. En el minuto 20, con un balón que controló Güiza en el área pequeña, pero finalmente le tapó la defensa cuando iba a marcar y, en el minuto 24, David Toro lo intentó con una falta lejana que atajó bien Wilfred.

Los visitantes tuvieron dos llegadas más con peligro, ambas por la banda izquierda, con dos disparos de Javi Gallargo, uno rozando el poste (min. 28) y otro que paró el portero local (min. 38). La mejor oportunidad para los locales llegó en el minuto 40, cuando un centro de Juergen a la espalda de la defensa lo remató Juanma, pero sacó Javi Jiménez en una buena intervención.

El segundo tiempo se inició con menos ímpetu por ambos conjuntos, pero fue el Marbella el que logró abrir el marcador cuando, tras una buena acción por la derecha de Ismael Gallar, Juergen, en el segundo remate, anotó el gol.

Ahí el Marbella dio un paso atrás y el Sanluqueño tomó el mando para acorralar a su rival, no dejarle salir al contragolpe y tener las mejores ocasiones, tres de ellas en botas de Güiza, que apareció en este tramo final. La primera en el minuto 75, con un disparo con poco ángulo desde dentro del área, al que respondió Wilfred con una gran parada. La segunda, un minuto después, con un zambombazo desde lejos que se marchó fuera por poco. Y la tercera, en el 88 con otro remate ligeramente desviado. Fueron tres sustos importantes para el equipo marbellí, que veía cómo se le complicaba el encuentro con un rival que apretaba mucho.

Los locales sufrieron en este tramo final y acabaron pidiendo la hora, pero el árbitro añadió cinco minutos, en los que pudo llegar el empate con un cabezazo picado de José que se marchó arriba (min. 92).

El Sanluqueño mereció más en este encuentro, en el que ofreció una buena imagen y confirmó que puede seguir peleando por salir de los puestos de descenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios