Fútbol | Primera Andaluza

Paso atrás del Jerez Industrial en Chiclana (2-1)

  • Álex adelanta a los de Paco Cala en un despeje pero los locales le dan la vuelta al partido

  • Los jerezanos reclamaron falta a Manolo en la jugada del 2-1

Rober (7) y Dani Castro, durante el partido en el Municipal de Chiclana. Rober (7) y Dani Castro, durante el partido en el Municipal de Chiclana.

Rober (7) y Dani Castro, durante el partido en el Municipal de Chiclana. / Sonia Ramos

Paso atrás del Jerez Industrial en su afán por alcanzar la cuarta plaza y meterse en zona de 'play-off' de ascenso. El equipo blanquiazul cayó derrotado en Chiclana ante un rival directo que sumó su quinta victoria consecutiva y que rompió la racha de los jerezanos, que acumulaban seis jornadas sin perder. Con este resultado, los industrialistas se sitúan de nuevo a cinco puntos de la cuarta posición, que ahora ocupa el Villamartín con 40 puntos.

El Jerez Industrial no ha realizado en el Municipal de Chiclana, ni mucho menos, un buen partido, siendo superado del primer minuto al último por un adversario mucho más metido en el partido, que fue al cien por cien a todas las disputas y que terminó remontando el gol inicial de Álex Rodríguez.

Pese a entrar al partido mucho mejor el Chiclana -Crespo pidió penalti en la primera jugada del partido en una acción en la que Álex le robó limpiamente el balón y remataba de cabeza en el 7’ junto al poste derecho de Fabio- fueron los de Paco Cala los que se adelantaron en el marcador. Álex Rodríguez pegó un zapatazo para despejar el balón desde 65 metros, la pelota cogió dirección portería y cuando todo el mundo esperaba el despeje de Muralla, el balón se coló en su meta.

Por delante en el marcador, el Jerez Industrial no supo leer el partido, no dio tres pases seguidos y en ningún momento conectó con los dos puntas -Barrera y Corral- ni con un Rober que en la banda izquierda estuvo desafortunadísimo durante toda la tarde.

Así, el Chiclana se hizo dueño de la situación, ganaba todas las acciones y todas las disputas ante un rival del que se esperaba mucho más después de golear al Recreativo Portuense. Manzorro empezó a entrar con peligro por la banda izquierda y Fabio tuvo que intervenir para evitar el empate en un zapatazo del extremo. La línea defensiva visitante tuvo que multiplicarse para achicar el agua, pero a un minuto del descanso, en otra acción a balón parado -como en Ubrique-, llegaba el empate. Caballero ejecutó la falta y Manzorro, libre de marca y absolutamente solo, entraba desde atrás rematando al palo derecho, haciendo inútil la estirada de Fabio. Un minuto después, Paco Cala era expulsado por protestar al colegiado.

Selu intenta llevarse el balón y Fabio y Maqueira reclaman falta. Selu intenta llevarse el balón y Fabio y Maqueira reclaman falta.

Selu intenta llevarse el balón y Fabio y Maqueira reclaman falta. / Sonia Ramos

El Jerez Industrial no pudo contar para el choque con hombres clave en su esquema, como Javi Falcón (en el banquillo pero lesionado), Pascu o Raúl Vidal, y la poca profundidad de banquillo -sólo se realizó una sustitución en todo el partido- la terminó pagando cuando el encuentro requería de un cambio de marcha.

Así, la dinámica fue similar en la segunda mitad. Crespo, que fue una pesadilla durante toda la tarde para los centrales blanquiazules, remataba en el 57’ otro centro de Manzorro y Fabio sacaba una milagrosa mano para evitar el segundo de los blancos.

Pareció igualar la contienda el Industrial, que tuvo una ocasión muy clara en las botas de Corral. El punta desperdició el mano a mano con Muralla, rematando por encima del larguero en su intentó de sorprender por arriba al meta local. También llevó peligro el cuadro jerezano en una falta lateral que sacó Jesús Vega. Manolo entró con todo pero no precisó el remate, marchándose la pelota por la línea de banda.

José María Román si pudo refrescar su once inicial y entre Sergio y Marín, dos recién salidos, fabricaron una jugada en la que de nuevo emergía Fabio para salvar con el pie izquierdo el lanzamiento del segundo.

A cinco minutos del final, con el Industrial ya más preocupado en salvar el punto y no perder ante un rival directo, llegaba el mazazo del 2-1 en una jugada no exenta de polémica. Manolo, con ventaja, intentó cubrir el balón pero Toledo se lo arrebataba utilizando los brazos para ganarle la posición -en una jugada similar minutos antes el colegiado había pitado falta de Salvi sobre un defensa chiclanero-, centraba y Sergio remataba a placer en el segundo palo.

Con el 2-1, de nuevo se movió el banquillo visitante, entrando Rober por un acalambrado Güiza, pasando a jugar con tres centrales. Salvo un par de balones a la olla, el Industrial no llevó peligro y el partido murió sin más sobresaltos para los locales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios