Fútbol | División de Honor

El Jerez Industrial se abona al empate (0-0)

  • Los blanquiazules firman su tercera igualada seguida ante un firme Atlético Central en Chapín

  • Los de Javi Rivas suman cinco jornadas sin perder y sin encajar goles

Álex Valero es obstaculizado por un rival mientras intenta llevarse el balón.

Álex Valero es obstaculizado por un rival mientras intenta llevarse el balón. / Manuel Aranda

El Jerez Industrial se ha abonado al empate y ha firmado unas nuevas tablas. Ha igualado a cero frente al Atlético Central en Chapín en un partido en el que mereció más a los puntos porque generó más ocasiones que su rival, pero estuvo algo espeso a la hora de generar y de finalizar las jugadas.

Los de Javi Rivas encadenan ya cinco jornadas sin perder, con dos victorias, contra Egabrense y Chiclana, y tres tablas, las de este domingo y las conseguidas frente a Arcos y Peña Rociera. Además, en estos cinco compromisos han logrado dejar el portal a cero. Suman trece puntos y se colocan decimoterceros, aún en un puesto peligroso debido a los múltiples descensos. 

Los blanquiazules, muy arropados por una afición muy ruidosa, entraron con ganas a la cita e intentando proponer, pero no les resultó fácil de inicio hacer daño a un rival bien plantado, que se supo adaptar al césped natural y a las grandes dimensiones de Chapín.

El control, de todos nodos, fue de los industrialistas, que comenzaron a inquietar especialmente con acciones a balón parado. Acariciaron el gol en un par de saques de esquina, pero tanto la defensa sevillana como el meta Manuel Fernández impidieron que los blanquiazules obtuviesen la recompensa deseada.

La mejor ocasión y casi única para los visitantes de los primeros cuarenta y cinco  minutos la solventó muy bien Zarzuela, que al superada de la media hora detuvo con una gran intervención un remate de cabeza de Mateo Ibáñez.

Caballero hace una observación a un compañero en la primera mitad. Caballero hace una observación a un compañero en la primera mitad.

Caballero hace una observación a un compañero en la primera mitad. / Manuel Aranda

La 2ª mitad, más movida

El descanso llegó con tablas en el marcador y la sensación de que el Jerez Industrial terminaría haciendo daño al Atlético Central, que no se descompuso y que generaba peligro aprovechando la calidad de algunos de sus jugadores.

El segundo tiempo arrancó con susto. En el minuto 49, un tiro del corpuleto atacante Lukas Moraes cogió efecto, hizo una parábola y se estrelló en el palo del portal defenido por Zarzuela. La réplica no tardó en llegar por partida triple. La grada reclamó penalti penalti sobre Caballero por un empujón, un zapatazo de Pendín desde la frontal del área en una segunda jugada tras un saque de esquina no entró de milagro y Fernández detuvo en dos tiempos un tiro lejano de Víctor.

El Jerez industrial no se rendía, pero no era su tarde y cada vez le costaba más generar y acertar frente a un cuadro hispalense que modificó su ataque y no le perdía la cara al partido. Periañez estuvo muy atento y evitó que Álex Valero se plantase ante el meta del cuadro de Triana y en el 63', una falta botada por Juanjo casi desde el banderín de córner se fue al larguero después de un rechace.

Los últimos minutos fueron tensos, con faltas y tarjetas, los blanquiazules querían pero ya le faltaban fuerzas y acierto y se tuvieron que conformar con el punto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios