Jesús Mendoza | Técnico del Guadalcacín

"Hay que morir con las botas puestas, no podemos regalar puntos a nadie"

  • "Está la cosa muy complicada, si se han ido jugadores y no ha llegado nadie pues más difícil"

  • Parada causa baja y se marcha al Rota

Jesús Mendoza protesta durante un partido en el Fernández Marchán. Jesús Mendoza protesta durante un partido en el Fernández Marchán.

Jesús Mendoza protesta durante un partido en el Fernández Marchán. / Manuel Aranda

Jesús Mendoza, técnico del Guada, se encuentra un panorama complicado para el partido de mañana contra el Sevilla C porque a la falta de refuerzos se unen las dudas de Galiano y Gómez, sobre todo la del capitán, que está "muy mermado del tobillo y depende de cómo se encuentre jugará o no".

El equipo pedáneo todavía no ha ganado en casa esta temporada y Mendoza apela al orgullo. "Se lo digo a ellos, que las sensaciones al menos sean buenas seamos muchos a pocos los que estemos entrenando y en los partidos quiero que den el máximo y que les sirvan para que el año que vienen sigan aquí o se puedan buscar la vida en otro equipo". Así que "hay que sacar un poquito el orgullo y el amor propio, ponérselo difícil a los rivales. Se puede perder, pero hay maneras y maneras. Me han demostrado que pueden competir, pero en algunos partidos cuando no hemos estado a la altura el equipo baja mucho y lo que yo quiero es que mi equipo dé la cara, como así hemos hecho en los últimos partidos aquí en casa", apuntaba el técnico.

Quedan 60 puntos, la permanencia puede estar en los 50 por lo que el equipo tendría que sumar 45 en la segunda vuelta... Misión imposible: "Está la cosa muy complicada, incluso cuando yo llegué ya lo estaba y si se han ido jugadores y no ha llegado nadie... pues muy difícil". Y es que esta semana ha habido una nueva baja, la de Parada, que se ha marchado al Rota".

Del Sevilla C, comenta que tiene "jugadores jóvenes, que están ahí para salvar la categoría y alterna con gente del juvenil. Espero que no ocurra como el día del Conil, cuando dijo su entrenador que esperaba más del Guadalcacín. Aquí, al menos, hay que morir con las botas puestas, que demos el máximo y no regalar puntos a nadie".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios