Deportes

Juan Morales arroja la toalla

  • El empresario almeriense hace caso a sus asesores económicos y desiste en su intento de comprar el Xerez por los problemas que tiene el club con la ampliación de capital y el pleito entre Oliver y Silgado

El empresario almeriense Juan Morales tomó ayer la decisión de retirar su oferta para la compra de las acciones del Xerez Deportivo que obran en poder de Joaquín Morales. Juan Morales hace caso así a sus asesores económicos, que desde que recibieron la documentación que les aportó el Xerez están viendo serios problemas para poder llevar a cabo la operación.

A pesar de esos informes desfavorables, Juan Morales ha seguido buscando fórmulas para poder hacer efectiva la compra, pero finalmente ha decidido 'arrojar la toalla' al comprobar que hay obstáculos que parecen insalvables, principalmente la ampliación de capital que realizó en su día el Xerez con Gil Silgado en la presidencia -con muchas acciones sin nominar- y el pleito que mantiene con Gil Silgado por el impago de las acciones que Oliver le vendió al empresario onubense afincado en Sevilla.

A pesar de que sus asesores le desaconsejaron llevar a cabo la operación prácticamente en la primera semana de negociaciones, Juan Morales ha mantenido hasta ayer la posibilidad de comprar al club en buena parte porque desde el Ayuntamiento de Jerez se han realizado en los últimos días intensos esfuerzos para que se llevara a cabo al compra-venta del club. Las gestiones del Ayuntamiento, con la alcaldesa en primera línea, han ido encaminadas a localizar empresarios de Jerez que le acompañasen en la operación, y Juan Morales ha estado informado puntualmente de cómo marchaban esas gestiones. El propio Juan Morales ha comunicado a sus más cercanos colaboradores que quiere agradecer en persona a Pilar Sánchez el esfuerzo que ha realizado a tal fin.

Sin embargo, incluso con la compañía de esos empresarios los problemas antes reseñados de las acciones y del pleito Oliver-Silgado imposibilitan poder llevar a cabo la operación.

El pasado domingo Juan Morales aseguró a este Diario que no se había retirado de su particular carrera para comprar el Xerez Deportivo. De hecho, todavía seguía dialogando tanto con Joaquín Morales como con el Ayuntamiento en busca de una solución a los problemas antes mencionados, solución que finalmente no ha llegado, de ahí que ayer mismo tomara la decisión de retirar su oferta. La determinación se la comunicó ayer a su familia y a sus colaboradores más cercanos, y la quiere hacer pública hoy mismo tras informar de ello a Joaquín Morales y al Ayuntamiento.

Hoy se cumplen precisamente 24 días desde que Juan Morales apareciera públicamente anunciando un acuerdo verbal con Joaquín Morales para comprarle las acciones del Xerez que obran en poder del empresario nazareno. El 14 de enero Juan Morales llegó incluso a dar datos de una operación que, según dijo, se tasaba en 18 millones de euros, de los que 9 eran para Joaquín Morales, quien con ese dinero tenía previsto saldar la deuda que mantiene con José Luis López 'El Turronero', Rafael Mateos y algunos otros empresarios que en su día ayudaron económicamente al actual propietario del Xerez.

La retirada de la puja de Juan Morales siembra ahora incertidumbre sobre el futuro del Xerez, ya que obliga a Joaquín Morales a seguir gestionando el club del que ha dimitido como presidente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios