Fútbol | Tercera División

La Junta Gestora del Arcos da un paso atrás

  • El grupo de socios acusa al expresidente de haber firmado ante notario un reconocimiento de deuda del club con su propia empresa de autocares "que hipoteca nuestro presente y futuro"

  • Francisco Valenzuela Iglesias asegura que la deuda "es cierta" y señala que "no entiendo esta situación, ya les hemos dicho que no vamos a ejecutarlo"

Francisco Valenzuela Iglesias, en una reunión con el delegado de Deportes del Ayuntamiento de Arcos. Francisco Valenzuela Iglesias, en una reunión con el delegado de Deportes del Ayuntamiento de Arcos.

Francisco Valenzuela Iglesias, en una reunión con el delegado de Deportes del Ayuntamiento de Arcos. / arcos cf

Las aguas siguen bajando revueltas por el Guadalete a su paso por Arcos. La entrada de una junta gestora para hacerse cargo del club tras la dimisión de la familia Valenzuela al frente de la entidad está en punto muerto.

El motivo se debe a que la gestora se ha encontrado con una sorpresa al desembarcar en el club: el anterior presidente ha firmado, ante notario, un reconocimiento de deuda de la entidad con la empresa Autocares Valenzuela SL, según denuncian en un comunicado.

Desde el grupo de socios que se harían cargo del Arcos CF hasta final de temporada se ha pedido al expresidente que anule ese reconocimiento de deuda que ahogaría el "presente y el futuro de nuestro club". El otro escollo es la nómina de diciembre a plantilla y cuerpo técnico, solicitando a la anterior directiva que se haga cargo de ella.

El comunicado de la junta gestora del Arcos es el siguiente:

"Tras la Asamblea General Extraordinaria, se decidió constituir una Junta Gestora cuya única misión era la de terminar la temporada manteniendo al equipo en la Tercera División y organizar el proceso electoral para elegir nuevo presidente el próximo verano.

A raíz de esta decisión, un grupo de aficionados dio el paso adelante y se ofreció a llevar dicha gestora, pero tras estudiar los pros y los contras en una reunión, ha decidido renunciar a dicha gestión, básicamente por dos motivos:

  1. No está de acuerdo con que Autocares Valenzuela SL haya firmado un reconocimiento de deuda elevado a público notarialmente con el club.
  2. Imposibilidad de conseguir la financiación necesaria a corto plazo para hacer frente a la nómina de diciembre que se le debe a la plantilla. Así pues, hemos decidido que para seguir adelante con la gestión del club formando dicha Junta Gestora, la única opción es que el antiguo presidente haga frente a la nómina de diciembre y que dicho reconocimiento se anule notarialmente.

Nos sentimos con la obligación moral de gestionar nuestro club y no dejarlo morir, y por lo menos llevarlo hasta final de temporada y no perder la categoría, pero pensamos que este reconocimiento de deuda junto a la deuda de la nómina del mes de diciembre hipoteca tanto el presente como el futuro de nuestro club.

Esperamos y deseamos que toda la afición y todo el pueblo de Arcos entienda nuestra decisión y nunca deje a nuestro club solo. Ayudemos entre todos a #salvaralArcos". 

Por su parte, el expresidente del Arcos, Francisco Valenzuela Iglesias, afirma "no entender" el revuelo que se ha montado en los últimos días. Asegura que el club "nos ha costado muchísimo dinero, estamos rondando los 200.000 euros" desde la entrada de su familia en la entidad y apunta que "al igual que el club tiene una deuda con nuestra empresa y con otros, también hay partidas pendientes de cobro. Si coges un club es con todo, con lo bueno y con lo malo. Nosotros cuando entramos cogimos el club con lo que había, para bien y para mal".

En cuanto al reconocimiento de deuda, señala que "nosotros no lo vamos a ejecutar", afirmando que se trata de una "garantía" en caso de que en un futuro "alguien pretende hacer algún negocio con el Arcos". El exdirigente apunta que "les hemos dicho que firmamos cualquier documento para que tengan esa tranquilidad de que no vamos a ejecutarlo. Nosotros queremos que el Arcos siga hacia adelante, no entendemos esas condiciones y vamos a dar todas las facilidades del mundo". También argumenta que realizan el reconocimiento "porque esa deuda es cierta y porque contablemente tenemos que decir que ese dinero ha salido y dónde está ese dinero y por si el día de mañana alguien entra en el Arcos con la intención de hacer negocio. No queremos matar al Arcos, ni muchísimo menos, y esto se soluciona con una llamada, no publicando cosas en una web".

Y en lo que respecta a hacerse cargo de la nómina de diciembre, dice que "a eso ni voy a contestar porque si hemos dimitido cómo nos vamos a hacer cargo de la nómina de diciembre. También nos tendríamos que hacer cargo de los 20.000 euros que están por ingresar".

Entre tanto, la situación es muy complicada en un club que está situado en la zona baja de la clasificación y algunos jugadores, ante la posibilidad de no cobrar y el futuro incierto, están recibiendo ofertas de otros equipos de la categoría antes de que se cierre el plazo el próximo día 31 de enero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios