Motociclismo. Campeonato del mundo

MotoGP, más abierto que nunca

  • Igualdad de récord en 2016 con ocho ganadores distintos en las últimas ocho carreras Marc Márquez llega líder a Aragón con 43 puntos de ventaja sobre Valentino Rossi a falta de cinco carreras para el final del Mundial

Marc Márquez, trazando una curva seguido de Cal Crutchlow, Valentino Rossi, Andrea Iannone, Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo. Marc Márquez, trazando una curva seguido de Cal Crutchlow, Valentino Rossi, Andrea Iannone, Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo.

Marc Márquez, trazando una curva seguido de Cal Crutchlow, Valentino Rossi, Andrea Iannone, Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo.

SORPRENDER a propios y extraños, es el objetivo de todo espectáculo. Para conseguirlo, algunos llegan a quedarse calvos de tanto pensarlo, pero no ceden en su empeño hasta lograrlo. Por ello, es de justos reconocer el mérito de la empresa española Dorna que, tras 25 años al frente del Mundial de Motociclismo, ha dado en el clavo descubriendo la fórmula del éxito.

Es indiscutible que MotoGP vive su mejor momento. Por mucho que algunos se quejaran de tener que pagar para ver en directo las carreras por televisión, ahora nadie quiere perderse las sorpresas, emoción a raudales y rivalidad asegurada que ofrece cada gran premio. Así lo demuestra el hecho significativo de que este 2016 ha contado ya con ocho ganadores distintos en las ocho últimas pruebas disputadas (Lorenzo, Rossi, Miller, Márquez, Iannone, Crutchlow, Viñales y Pedrosa), alternando triunfos con monturas de Yamaha, Honda, Ducati y Suzuki, algo que no ocurría desde la vuelta a los motores de cuatro tiempos, a principios de este milenio. Todo un récord histórico que da por buenos los cambios efectuados en el reglamento técnico, entre los que destacan una centralita electrónica idéntica en cada moto, buscando la reducción de costes y la igualdad, que en estos momentos salta a la vista.

De hecho, hay que remontarse hasta 1999 para encontrar a seis ganadores diferentes de forma consecutiva en una misma temporada de la categoría reina, con Crivillé (ganador aquel mismo año del primer título español en la máxima cilindrada), Laconi, Okada, Biaggi, Abe y Roberts. En el año 2000, también hubo ocho ganadores distintos en una misma edición, pero no en grandes premios consecutivos (McCoy, Roberts, Abe, Crivillé, Capirossi, Barros, Rossi y Biaggi). A todo ello hay que unir también los cuatro nuevos pilotos que en este 2016 han conseguido su primera victoria en un mismo año (Miller, Iannone, Crutchlow y Viñales), algo que no sucedía desde 1982, cuando lograron su primer triunfo en 500 cc Uncini, Spencer, Katayama y Frautschi.

Pero ahí no acaba todo, pues tomando como referencia las tres categorías actuales del Mundial, con Moto2, Moto3 y MotoGP, encontramos que 23 pilotos diferentes han ganado ya un gran premio en lo que va de 2016, algo que no sucedía desde 1982, en el que hubo 27 ganadores distintos en el mismo año. Eso sí, no hay que olvidar que en aquellos tiempos eran cinco las cilindradas en liza y ahora son sólo tres las categorías con que cuenta el Campeonato.

A este paso, la actual temporada de motociclismo no sólo batirá récords en el plano deportivo, también está sirviendo como ejemplo de igualdad y competitividad para la todopoderosa Fórmula 1, en la que casi siempre ganan los mismos y apenas se dan alternancia en las victorias. En esta disciplina, el récord de triunfos por un piloto distinto de forma consecutiva data de 1982 (hace 34 años), temporada en la que nueve pilotos hicieron lo propio (Patresse, Watson, Piquet, Pironi, Lauda, Arnoux, Tambay, De Angelis y Rosberg -Keke-). En cualquier caso, no hay que olvidar que la F1 también contó en 2012 con siete vencedores distintos y consecutivos ((Button, Alonso, Rosberg -Nico-, Vettel, Maldonado, Webber y Hamilton).

Buscando precisamente el espectáculo y popularidad de que goza MotoGP, la Fórmula 1 acaba de cambiar de dueño este mismo mes, tras pasar a manos del grupo americano Liberty Media (dedicado a los medios de comunicación y al entretenimiento), por una cifra cercana a los 8.000 millones de euros. "La F1 no puede seguir gestionada como una dictadura, aunque ya estén habituados a ello", ha afirmado Chase Carey, máximo responsable de la compañía estadounidense que, siendo además vicepresidente de la 21st Century Fox, igual pretende una Fórmula 1 de cine. Lo que sí ha hecho ya es desbancar de su protagonismo al histórico Bernie Ecclestone.

A buen seguro que el nuevo presidente de la Fórmula 1 observará con atención el trabajo de su homólogo Carmelo Ezpeleta en MotoGP, que tan altas cotas de éxito está deparándole a la máxima disciplina del motor en dos ruedas.

En este ajetreado y apasionante contexto, Aragón acoge este fin de semana la tercera de cuatro pruebas que el Mundial de MotoGP celebra en España. Quién sabe si asistiremos a la novena victoria de un piloto distinto de forma consecutiva, lo que nadie duda es que Valentino Rossi (Yamaha) proseguirá en su empeño de evitar que Marc Márquez (Honda) se convierta en campeón de la categoría. El piloto español llega como líder al circuito turolense de Motorland con una amplia ventaja de 43 puntos sobre el italiano. Es decir, por mucho que su estilo sea impulsivo y sin complejos, debe usar la calculadora pues sólo restan cinco grandes premios para el final de una temporada que tiene casi en el bolsillo.

Entre los aspirantes a la victoria, también hay que contar con Dani Pedrosa, que triunfó de forma magistral en la anterior prueba de Misano y el pasado año tuvo un duelo apoteósico en esta pista con Rossi. Tampoco olvidemos al campeón en título y ganador en este trazado en 2015, Jorge Lorenzo (tercero en el Campeonato a 61 puntos de Márquez), que está viviendo su última etapa en Yamaha con cierta irregularidad, mientras que su sustituto en ese equipo para 2017, Maverick Viñales (Suzuki), brilla con color propio. En general y por todo lo visto este año, el Mundial se ofrece abierto y dando ejemplo de entretenimiento a otros muchos eventos…

(*) Jesús Benítez, periodista y escritor, fue editor jefe del Diario Marca y, durante más de una década, siguió todos los grandes premios del Mundial de Motociclismo. A comienzos de los 90, ejerció varios años como jefe de prensa del Circuito de Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios