Deportes

Nadal se ampara en la agresividad para ganar

Rafael Nadal predijo un duelo duro y complicado contra el serbio Novak Djokovic en la final de Roland Garros, en la que imperiosamente debe jugar agresivo.

"Lo único que puedo predecir es que voy jugar agresivo y de la misma forma que he hecho hasta ahora. Encontrar soluciones si me equivoco, pero tengo que hacerlo así", dijo el zurdo español. "No puedo pretender ganar cediéndole la iniciativa", continuó el español. "Si le viene la bola de frente y tiene tiempo para golpearla será imposible, como ya me pasó en nuestros partidos del año pasado", añadió.

"En Roma fue un partido duro", recordó Nadal sobre su último enfrentamiento, "el partido estuvo complicado por momentos, tuvo la iniciativa, yo jugué bien, no impecable y fue suficiente. Mañana (por hoy) veremos si lo es" dijo.

"Mi intención es jugar como en Roma, donde hice cosas buenas, algunas muy buenas y otras no tan buenas. Fuerte desde el comienzo. Los últimos partidos que he ganado contra él, es porque he sido agresivo. Ya veremos si puedo serlo otra vez".

Nadal agradeció que Roger Federer dijera de él que era "abrumadoramente favorito", pero matizó que no se siente así, ni siquiera quitándole el adverbio. "Se lo agradezco, es lo único que puedo pensar, pero no me siento así, y si le quitas el abrumadoramente tampoco. Tengo la sensación de que voy a tener un partido muy difícil en el que solamente hay una clave: jugar muy bien, al máximo nivel. No hay que intentar darle muchas vueltas, eso implica jugar agresivo, sin perder pista, cambiando direcciones, que no se encuentre cómodo, jugar largo, y sacar con una velocidad aceptable", descifró Nadal.

"No se puede estar relajado ante el número uno", dijo sobre los nervios. "Seguro que tendré mis dudas, le tengo mucho respeto porque me ha ganado muchas veces. Ahora es otro partido más de los muchos importantes que hemos disputado. Eso ha forjado nuestra rivalidad", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios