baloncesto

Objetivo cumplido en Tánger

  • Álex Nieto celebra haber dado el paso de irse a Marruecos para ser protagonista

La experiencia que está viviendo Álex Nieto en el baloncesto marroquí está siendo de lo más enriquecedora. Está conociendo lo que supone ser uno de los extranjeros, con la responsabilidad que eso supone, y se tiene que adaptar a un campeonato en el que jugar como visitante es algo así como enfrentarse a mucho más que a un simple rival porque el arbitraje se posiciona claramente a favor de los locales.

Ha pasado unos días en Jerez porque en Tetúan se ha celebrado la 'Aid Kbir' (Fiesta del Cordero) y hace repaso de todo lo vivido hasta el momento. "La experiencia está resultando muy buena. La ciudad está muy bien y el único lunar es el tema deportivo porque hemos jugado tres partidos y sólo ganamos el de casa, debido a la permisividad arbitral. Es algo que nunca había vivido porque los árbitros son bastante caseros y tiene que ser una falta muy descarada para que piten a favor del equipo visitante".

Su equipo, el RST, está llamado a ser uno de los grandes animadores del campeonato, que equivale en España a la Liga EBA, aunque está pagando la novatada. "Es un equipo recién ascendido, sin experiencia en esta categoría y nos ha costado formar el equipo. Hasta poco no hemos tenido un buen bloque, pero hay un buen equipo, nuestro público anima mucho y creo que podemos hacer cosas interesantes".

Su objetivo era tener protagonismo y por el momento no puede tener queja. "Me están saliendo bien las cosas tanto en minutos jugados como en aportación. Los de fuera somos los extranjeros y estamos ayudando a dar el salto de calidad. El tema de las estadísticas no es que como aquí, todavía son un poco dejados, pero llevo unos 14 puntos por partido y estoy actuando entre 25 y 30 minutos".

El estilo del baloncesto tiene poco que ver con el español porque "en España es más ordenado y táctico y allí más libre, se basan en cuatro o cinco buenos, mientras que aquí la base es el equipo. Nosotros no seguimos esa línea porque buscamos un estilo más europeo y queremos basarnos en el bloque. Nuestro entrenador se ha formado en el baloncesto europeo y por eso tenía interés en reforzarse con Javier Pérez y conmigo. Además, contamos con un senegalés que también nos está aportando su experiencia".

En cuanto a su vida personal, tampoco tiene queja por el momento y dice estar adaptándose a la perfección: "Estoy viviendo en Tánger con mi pareja y estoy muy bien porque la alimentación es muy buena, sólo te tienes que acostumbrar al pique cuando comes fuera. Son productos distintos, pero se como casi igual que en España. La vida en general es diferente porque centros comerciales no son tantos. Lo que hay es un zoco, donde venden ropa, comida... Bares no hay, sólo cafeterías porque su religión no les permite consumir alcohol, pero es una ciudad con mucha vida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios