Fútbol Sala | Segunda División B

Polémica derrota del Xerez Toyota Nimauto en el derbi ante el Cádiz Virgili (5-3)

  • Los colegiados condicionan de forma clara el resultado con desacertadas decisiones que favorecen a los locales

Los jugadores del Toyota Nimauto celebran uno de sus dos goles en Cádiz. Los jugadores del Toyota Nimauto celebran uno de sus dos goles en Cádiz.

Los jugadores del Toyota Nimauto celebran uno de sus dos goles en Cádiz. / Teresa Salas

El Xerez DFC Toyota Nimauto cayó injusta e inmerecidamente en el derbi frente al Cádiz CF Virgili por 5-3 en un encuentro marcado por una pésima actuación arbitral.

Los colegiados condicionaron claramente el encuentro y lo decantaron a favor de los amarillos, sobre todo, tras una clamorosa falta sobre Christian -que comienza fuera del área y termina dentro- cuando el resultado era de 3-3 y además hubiera supuesto la segunda amarilla para Isra Richarte.

Los de Pepe Narváez lograron en la siguiente acción el 4-3 y, aunque los xerecistas pudieron igualar con portero-jugador, los amarillos consiguieron el definitivo 5-3 a pocos segundos del final tras un robo.

En un igualado inicio de partido, los azulinos lograron ponerse por delante tras un centro del Álex del Amor que Isra Richarte introdujo en su propia meta al intentar ceder con la cabeza hacia su portero. Un minuto después, Alex del Amor sacaba una falta en la frontal, Jaime Ramos le ganaba la partida a Fran Vega en su intento de evitar la asistencia y ponía el 0-2.

Cuando mejor estaban los de Jesús Azurmendi, un fallo en el despeje entre Christian y Germán, permitía a Joselito recortar distancias tras una precisa vaselina sobre Juanlu. 2-1 y máxima igualdad. 

El gol cadista espoleó a los visitantes. Jaime Ramos, a puerta vacía, perdonaba el tercero con todo a favor, pero en la sexta falta de los amarillos, Joselu no lo hacía y con un potente y colocado disparo a la escuadra hacía el 1-3 con el que se llegaba al descanso.

Segundo acto intenso

En la segunda parte, los locales, a tenor del resultado, dieron un paso al frente ante un Xerez Toyota Nimauto que se defendía con orden. Aun así, las decisiones arbitrales comenzaron a decantar la balanza del lado gadtiano, con criterios muy dispares a la hora de señalar faltas y amarillas, que hicieron que a falta de más de diez minutos para el final, los xerecistas se colocaran con cinco faltas.

El 2-3 llegó, de nuevo por mediación de Joselito, al aprovechar un pase de Guancho. Tras ello, el Xerez DFC pudo asestar un golpe casi definitivo pero, incompresiblemente, Germán enviaba el balón fuera con la portería de Javi Romero vacía.

A cinco minutos para el final, Andresito asistió para Guancho, que batió por bajo a Juanlu para hacer el 3-3. El empate no servía a ninguno de los dos equipos y los de Azurmendi estrellaban el balón en el palo tras un disparo de Germán. Y así se llegaba a la acción clave del encuentro.

Christian se plantaba solo delante de Javi Romero cuando primero recibió un agarrón y luego una zancadilla de Isra Richarte, que el colegiado se negó a reconocer a la conclusión del partido pese a las claras imágenes, que comenzó fuera del área y terminó dentro y que además hubiera supuesto la segunda amarilla.

A la contra, el saque en largo del guardameta lo aprovechaba Mario para hacer el 4-3. La acción, además, conllevó la expulsión un Azurmendi incrédulo tras la situación vivida. Todo ello demostró que los colegiados no estuvieron a la altura de un gran partido por ambos conjuntos.

En los minutos finales y ya con portero-jugador el Xerez mereció, como mínimo empatar, pero dos paradas salvadoras de Javi Romero evitaban la igualada. Al final y ya sin tiempo para más, una pérdida en campo propio permitía a Joselito sellar el definitivo 5-3.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios