Deportes

Radomir Antic se sube al tren de la emergente liga china

  • El campeonato arranca con el Guangzhou Evergrande, actual campeón, como favorito

Un viejo conocido del fútbol español, Radomir Antic, y una fuerte presencia de jugadores latinoamericanos son los principales atractivos de la temporada futbolística que ayer comenzó en China, en la que el Guangzhou Evergrande, campeón con comodidad en las dos pasadas temporadas, es otra vez el rival a batir.

En esta ocasión, a diferencia de la pasada temporada, no ha habido grandes fichajes de renombre en el descanso invernal: los clubes parecen escarmentados tras el sonado fracaso el año pasado del Shanghai Galáctico, que acabó noveno y en el que sus dos estrellas, Drogba y Anelka, se marcharon por la puerta de atrás.

Sin grandes nombres a añadir a otros que sí se han quedado (como los ex barcelonistas Keita y Rochemback, el ex sevillista Kanoute, el ecuatoriano Guerrón o el paraguayo Lucas Barrios), la principal novedad es Antic.

El técnico serbio que dirigió al Real Madrid, Barcelona, Atlético y otros clubes españoles, toma ahora las riendas del Shandong Luneng, un histórico en horas bajas (ha ganado cuatro ligas, pero el año pasado fue duodécimo).

Tampoco el Guangzhou Evergrande se ha reforzado demasiado: Marcelo Lippi sigue al mando, y en la plantilla se mantienen el argentino Conca -su gran estrella-, Barrios y el brasileño Muriqui, con el también carioca Elkeson como única novedad extranjera.

Los principales aspirantes a acabar con la hegemonía son el Beijing Guoan de Kanoute y Guerrón, que terminó tercero el pasado año, y el Jiangsu Sainty, que sin grandes estrellas logró en la última temporada un sorprendente subcampeonato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios