fútbol tercera división

Rosales "La actitud y el trabajo deben ser innegociables"

  • El central del Guada confía en lograr un año más la permanencia aunque dice que "hay que espabilar"

Rosales pelea con un futbolista de la Lebrijana en el partido de la campaña pasada. Rosales pelea con un futbolista de la Lebrijana en el partido de la campaña pasada.

Rosales pelea con un futbolista de la Lebrijana en el partido de la campaña pasada. / manuel aranda

La plantilla del Guadalcacín regresa hoy a los entrenamientos tras la jornada de descanso de ayer y lo hace con un nuevo integrante entre sus filas. El central arcense Manuel Rosales comienza hoy su particular pretemporada bajo las órdenes de Javi Rivas tras superar una molesta lesión que le hizo pasar por el quirófano al término de la pasada temporada y que le ha tenido en el dique seco desde entonces. Rosales se pone como meta estar disponible para dentro de tres jornadas, cuando precisamente sea el Arcos de su ciudad natal el equipo que tenga que rendir visita al Antonio Fernández Marchán.

El central fue la temporada pasada uno de los hombres importantes en el equipo que entonces entrenaba Alberto Vázquez. Jugó un total de 32 partidos, 27 de ellos como titular y anotó seis goles, una cifra nada despreciable sobre todo en una formación que ni la pasada campaña ni de momento en la presente se caracteriza por tener mucho gol.

Lo más importante es que la gente tenga claro quiénes somos y dónde estamos, vamos a sufrir hasta el final"En casa hay que hacerse fuertes y dar bocados para que quien venga aquí no tenga ni ganas de venir"

El defensa ha superado una molesta lesión que le ha impedido entrenarse hasta ahora: "Ya no tengo dolor y por eso quiero empezar ya porque llevo dos meses parados. Me dijeron que lo mínimo eran cinco semanas, la herida me cicatrizó rápido pero no podía entrenar porque se podía infectar con el sudor y por eso se ha alargado más. Estoy deseando empezar ya y poner derecha a la gente, a ver si conseguimos pronto algún puntillo y cogemos un poco de confianza que es lo que creo que hace falta. Hay mucha gente nueva en la plantilla, muy joven y que viene de categorías inferiores y como quien dice todavía no le han dado la primera torta y tenemos que espabilar. También parece que nos ha mirado un tuerto con tantas lesiones y eso es una plantilla corta y con poco presupuesto se nota más".

De cualquier forma, el central pide paciencia porque quedan 40 largas jornadas por delante: "Esto acaba de empezar nada más, llevamos dos jornadas y la Liga tiene 22 equipos. Hay que pelear partido a partido y lo más importante es que la gente se dé cuenta de que somos el CD Guadalcacín, que no somos ningún gallito en la categoría y hay que tener claro quiénes somos y dónde estamos y a pelear". "Quien viene al Guadalcacín -añade- tiene que saber que lo hace para pelear por la salvación hasta última hora. Este club se caracteriza por su humildad y el trabajo, donde no hay oro hay que suplirlo con mucho trabajo".

Rosales vio el primer partido en casa y de la imagen del equipo en Sevilla tiene conocimiento por la charla técnica del pasado lunes: "En el primer partido nos faltó una pizca de suerte. Del segundo se dijo en la charla que faltó actitud y eso es algo que no nos puede pasar a nosotros. No tenemos jugadores de calidad para decir no hacemos nada en todo el partido pero la va a coger uno y la va a enchufar. Nosotros, o ponemos actitud, damos bocados y en casa nos hacemos fuertes hasta el punto de que quien venga aquí no tenga ni ganas de venir o en diciembre estamos en el boquete. El trabajo y la actitud son innegociables y la gente tiene que venir aquí sabiendo a lo que viene".

Para colmo, la categoría es esta temporada más exigente que nunca: "Todos coinciden en decir que es una de las más fuertes de los últimos años. Nosotros en casa tenemos que sacar los puntos porque si no, apaga y vámonos. Sólo con intensidad no te vale fuera de casa porque los equipos fuertes tienen calidad pero aquí en casa nos tenemos que mentalizar, portería a cero. Creo que este año tenemos un buen equipo en defensa y tenemos que hacernos fuertes a partir de ahí. Si mantenemos la portería a cero mínimo sumas un punto", manifestaba.

También sigue de cerca al Arcos, su exequipo y al que espera enfrentarse dentro de apenas dos semanas y media. Cree que puede ser uno de los equipos revelación. "Lo veo bastante sólido. Lo he visto en pretemporada y el otro día contra el Cabecense. Físicamente está muy bien, son chavales jóvenes y está muy bien trabajado tácticamente. Si mantienen esos dos conceptos durante la temporada no van a tener problemas para mantenerse y puede ser que pelee por los puestos de arriba. Creo que Arcos y Utrera pueden ser las dos revelaciones del grupo y luego están los de siempre: Algeciras, Betis B, Córdoba B, los dos Xerez, el Ciudad de Lucena, que ha hecho un buen equipo. Pero todos no pueden estar ahí, sólo hay cuatro plazas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios