Deportes

Simeone aleja al Nápoles del 'Scudetto'

  • El triunfo de la Fiorentina, con tres goles del argentino, lo deja a cuatro puntos del líder

Mertens camina cabizbajo en el Artemio Franchi de Florencia.

Mertens camina cabizbajo en el Artemio Franchi de Florencia. / MAURIZIO DEGL'INNOCENTI / efe

Tres goles de Giovanni Simeone acabaron casi definitivamente con el sueño de lograr el título del Nápoles, que naufragó en su visita a Florencia. Tras treinta partidos ligueros sin derrotas como visitante, el cuadro napolitano se hundió ante la Fiorentina, en un duelo en el que jugó en inferioridad numérica desde el minuto 8, y se quedó a cuatro puntos de distancia del líder, la Juventus, a falta de tres jornadas.

Fue un día perfecto para Simeone, que disputó un partido de máxima exigencia en el que arrolló al Nápoles con un gran triplete para alcanzar los 13 tantos en esta temporada. No es un número intrascendente para el hijo de Diego Simeone, que igualó, con tres partidos todavía por disputarse, el registro realizador obtenido por su compatriota e ídolo, Gabriel Omar Batistuta, en su primer año con la camiseta de la Fiorentina.

La victoria por 2-3 conseguida el sábado por la Juventus en San Siro ante el Inter, logrado con una diana decisiva de Higuaín, valía ya gran parte del Scudetto para los turineses, que están a un paso de conquistar su séptimo título consecutivo.

El partido de Florencia empezó de la peor forma para el Nápoles, que perdió a Koulibaly, expulsado con roja directa tras apenas ocho minutos de juego por una falta precisamente sobre Simeone cuando iba a encarar al meta español Reina en un mano a mano. Al principio el colegiado pitó penalti, pero cambió su decisión tras revisar la acción con la ayuda de la VAR: la falta fue fuera del área y expulsó a Koulibaly.

Las grandes paradas de Reina mantuvieron vivo a un Nápoles que, en inferioridad numérica, sufrió mucho la presión del rival, que terminó rompiendo la igualdad en el minuto 34 cuando Simeone superó al portero con un zurdazo cruzado. Los visitantes salieron tras la reanudación con la obligación de dar un paso adelante, pero la Fiorentina no tuvo piedad y los castigó con otros dos tantos que llevaron la firma de Simeone, que completó su triplete personal para poner la guinda a un día para él inolvidable.

No tuvo fuerzas para reaccionar el Nápoles, que se despidió casi definitivamente de sus ambiciones de título en el estadio Artemio Franchi de Florencia. Sólo las matemáticas lo mantiene vivo en la pelea por el título. Al conjunto napolitano le queda jugar contra el Torino, la Sampdoria y el Crotone, mientras que a la Juventus le bastará sumar seis puntos contra el Bolonia, la Roma y el Hellas Verona para poner sus manos en el 34 Scudetto de su historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios