Deportes

Spahic da un respiro a Míchel en Nervión ante Osasuna

El Sevilla, que desarrolló una pésima primera parte, reaccionó en la segunda y logró una victoria por 1-0 para cortar una mala racha de resultados que lo tenía cerca de los puestos de descenso, en los que hunde un poco más a Osasuna, que con esta derrota es colista.

El equipo de Míchel estuvo nervioso, sin patrón y frío como las despobladas gradas en la noche de Reyes Magos. Osasuna no tardó en darse cuenta de que el conjunto sevillista estaba muy inestable por la necesidad de ganar y salir de una racha en la que había sumado un punto de los últimos 15. La formación navarra forzó en la primera media hora numerosos córners de los que no sacó frutos ante un Sevilla con la defensa imprecisa, sin centro del campo y sólo con el recurso de mandar balones largos a Negredo.

Se le vio algo más al Sevilla en la segunda parte y a los nueve minutos de la reanudación Kondogbia, uno de los mejores, gozó de una magnífica ocasión, pero Andrés Fernández tapó los huecos dentro del área chica. Jesús Navas tuvo otra muy buena oportunidad aunque, escorado, mandó el balón a la cepa del poste y, a renglón seguido, fue Negredo el que de cabeza también pudo marcar.

Los visitantes confiaron en la ineficacia ante el marco de sus rivales y así se entró en el último cuarto de hora, en el que Osasuna equilibró algo el juego pero siempre con el Sevilla más intenso, hasta el punto de que Spahic sí acertó con la portería navarra en el minuto 83 tras una jugada agónica con varios remates, centros y despejes, y puso el 1-0 definitivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios