Futbol | Tercera División Peligra el inicio de la competición en el fútbol no profesional

  • La Federación Española convoca a los presidentes de las Territoriales para "una reflexión conjunta sobre la procedencia de iniciar la nueva temporada deportiva con unas garantías sanitarias y jurídicas suficientes"

  • "Dado que en estos momentos las condiciones han cambiado, se adoptarán las decisiones pertinentes en cuanto al cómo y al cuándo podrán iniciarse las competiciones oficiales de ámbito estatal"

Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol. Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol.

Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol. / EFE

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha convocado a los presidentes de las Federaciones Territoriales a una reunión el próximo lunes, en la que se informará de la situación pandémica actual y se adoptarán las decisiones pertinentes "en cuanto al cómo y al cuándo podrán iniciarse las competiciones oficiales de ámbito estatal", ha informado este viernes en un comunicado.

A nadie escapa que los rebrotes de coronavirus, a los que el fútbol no está siendo ajeno, hipotecan la temporada 2020-21 desde su pretemporada, de ahí que el comunicado de la Española hable de estudiar la "procedencia de iniciar la nueva temporada deportiva con unas garantías sanitarias y jurídicas suficientes para todos los deportistas, clubes y federaciones, dado que en estos momentos las condiciones han cambiado en relación con lo previsto en las semanas anteriores".

Así, de no haber garantías sanitarias y jurídicas, las categorías no profesionales -Segunda B, Tercera y demás- corren el riesgo de ver su inicio aplazado e incluso si no mejora el panorama podrían ser canceladas más adelante. No es un asunto baladí porque la Española habla de ir de la mano con el Comité Olímpico Español, la FIFA o la UEFA.

En este sentido, las medidas de seguridad que se están adoptando en el fútbol profesional resultan a todas luces inasumibles para el fútbol aficionado: no hay más que ver los requisitos exigidos para la disputa de partidos amistosos (circular 90 de finales de junio) y pese a todas las medidas sanitarias observadas ha habido positivos en equipos tanto de Primera como de Segunda División.

Sin duda, los últimos acontecimientos -el Deportivo-Fuenlabrada, el Portugalete y el Marino en una fase de ascenso a Segunda B todavía inacabada- han creado precedentes peligrosos tanto a nivel sanitario como jurídico, un escenario ante el que nadie quiere enfrentarse y de ahí la convocatoria de Rubiales a los presidentes de las Territoriales. 

En el comunicado, la RFEF ha explicado que, "de común acuerdo con las federaciones deportivas españolas de deportes de equipo convocados por el Comité Olímpico Español y al amparo de las últimas decisiones de las Federaciones Internacionales como la UEFA y la FIFA, entiende que, ante la evolución de la situación pandémica de las últimas semanas y especialmente de los últimos días en el conjunto del país, resulta imprescindible una reflexión conjunta sobre la procedencia de iniciar la nueva temporada deportiva con unas garantías sanitarias y jurídicas suficientes para todos los deportistas, clubes y federaciones, dado que en estos momentos las condiciones han cambiado en relación con lo previsto en las semanas anteriores".

"A estos efectos, se ha convocado una reunión de los Presidentes de las Federaciones Autonómicas para el próximo lunes donde se informará de la situación y se adoptarán las decisiones pertinentes en cuanto al cómo y al cuándo podrán iniciarse las competiciones oficiales de ámbito estatal", ha señalado.

La RFEF ha asegurado en el comunicado que "actuará de común acuerdo y en la misma línea que el conjunto de las federaciones españolas de deportes de equipo y bajo el amparo y las directrices que remitan las autoridades competentes para poder garantizar la salud de todos los deportistas que participen en las competiciones oficiales de ámbito estatal con un modelo homogéneo y válido jurídicamente para todos por igual".

Retrasar el inicio a enero

El portal Iusport explica que detrás de este movimiento de la RFEF "estaría una clara intención de retrasar las competiciones no profesionales en la próxima temporada. Un aplazamiento que pudiera llevar el arranque de la competición a enero de 2021".

Añade la web especializada que "lo que falta por determinar son qué competiciones se verían afectadas. Entre las posibles se encuentran seguro la Segunda B pero no es descartable que afecte también a las dos categorías del fútbol femenino, además de las dos divisiones de fútbol sala junto a su competición femenina. Estas cinco últimas forman parte de lo que la RFEF acaba de considerar como competición profesionalizada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios