Atletismo

La Sierra de San Cristóbal, centro neurálgico de la VII Trail Pirata

  • La Laguna de Torrox, salida y meta de una carrera con 500 atletas y 400 senderistas

  • Raúl Daza y Esther Córdoba, favoritos para reeditar los éxitos de 2017

Raúl Daza y Alberto Martino, primero y segundo en 2017, conversan con Salvi García Nieto. Raúl Daza y Alberto Martino, primero y segundo en 2017, conversan con Salvi García Nieto.

Raúl Daza y Alberto Martino, primero y segundo en 2017, conversan con Salvi García Nieto. / Manuel Aranda

La séptima edición de la Trail Pirata se disputa entre la Laguna de Torrox, donde tiene su salida y meta, y la Sierra de San Cristóbal. La prueba se celebra en las modalidades de carrera y caminata y un año más bate récords de participación. Las 500 inscripciones de la prueba de 23 kilómetros se agotaron en 50 minutos, mientras que también se han cubierto las 400 de la caminata.

Atletas y senderistas están llamados a las diez de la mañana para iniciar la disputa de la séptima edición. Primero se dará la salida a la prueba competitiva y acto seguido a la de caminantes. Ayer el bullicio era ya constante en los aledaños de la Laguna de Torrox y fueron muchos los participantes que retiraron sus dorsales para no tener que ir con prisas y nervios en la jornada de hoy aunque hasta la organización seguirá repartiendo dorsales hasta un cuarto de hora antes del inicio de una carrera para la que Raúl Daza y Esther Córdoba parten como favoritos al ser los ganadores de la pasada edición. El portuense ha ganado tres de las últimas cuatro ediciones mientras que la gaditana inscribió su nombre por primera vez en la edición de 2017. Alberto Martino, subcampeón tanto en 2016 como en 2017, y Rebeca González, ganadora hace dos años, se postulan como firmes candidatos a luchar por el triunfo.

La carrera a pie se desarrollará sobre un recorrido aproximado de 23 kilómetros y un desnivel acumulado de 1.200 metros que, como suele ser norma de la casa, la organización descubrió ayer mismo al querer mantener esa filosofía de carrera popular sin que el trazado se convierta en un circuito cronometrado. Se mantiene básicamente la primera parte de la carrera, tras la que se afrontará la emblemática subida para dirigir a los atletas a la zona novedosa del año pasado, pasando luego por la trailera, 'la cueva' y regreso sin pasar por el poblado hacia el 'bosquecito', donde espera una buena subida y la imponente bajada de los pinos.

Esther Córdoba, nada más cruzar la línea de meta como vencedora en 2017. Esther Córdoba, nada más cruzar la línea de meta como vencedora en 2017.

Esther Córdoba, nada más cruzar la línea de meta como vencedora en 2017. / Manuel Aranda

En cuanto a la Caminata Pirata (senderista y no competitiva), tiene un recorrido aproximado de 12 kilómetros y un desnivel acumulado de 600 metros. El recorrido se mantiene respecto al año pasado y es un trazado que comparte la primera parte con la carrera. Después se separa de la trail para volver a la zona de meta. Discurre por zonas muy representativas de la sierra pudiendo disfrutar del paisaje tanto de la campiña jerezana como de la bahía gaditana.

Este año se repite por quinta ocasión la colaboración con un fin solidario y benéfico dedicado a la Asociación Autismo Cádiz, una entidad provincial que se dedica a apoyar y velar por los intereses de todas y cada una de las personas con Trastornos del Espectro Autista y de sus familias, para que alcancen un estatus de ciudadanos de pleno derecho con una calidad de vida óptima a lo largo de todo su ciclo vital. La forma de contribuir de la organización es donando 1.50 euros de cada una de las inscripciones, así como cediéndoles la explotación íntegra de la barra que servirá comida y bebida en la carrera a precios populares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios