Fútbol

Victoria vital del Guadalcacín ante el Atlético Onubense (2-0)

  • Copero y Benítez hacen los tantos azulones, que se sitúan con 45 puntos

  • Peña falla un penalti y perdona el tercero en la segunda mitad

Copero, autor del 1-0, presiona a un defensa del Atlético Onubense.

Copero, autor del 1-0, presiona a un defensa del Atlético Onubense. / Miguel Ángel González

Victoria vital del Guadalcacín en el Fernández Marchán ante el Atlético Onubense. El equipo azulón se ha impuesto por dos goles a cero al filial del Decano y se sitúa con 45 puntos fuera de la zona de descenso. Los de Paco Ávila han superado a su rival gracias a un buen partido y con los goles de Copero y Benítez, aunque Peña ha fallado un penalti en la segunda mitad perdonando el tercero.

El Guadalcacín se jugaba la vida ante un rival ya descendido y eso se notó desde el pitido inicial. Los locales saltaron al terreno de juego enchufadísimos, atentos en las marcas, presionando la salida de balón del cuadro onubense y percutiendo por ambas bandas, sobre todo por la derecha de Álex Medina.

Apenas habían transcurrido un par de minutos y el equipo de Paco Ávila ya pudo adelantarse en el marcador tras un magnífico pase al espacio de Pablo Gil a Peña. Sin embargo, el delantero guadalcacileño se perfiló hacia la izquierda, su pierna mala, y además se quedó casi sin ángulo, disparando a las manos del meta visitante.

Copero abre la lata

No necesitó más el Guada para poner el 1-0. Una falta sobre Fernando a unos cinco metros de la frontal la aprovechaba el cuadro local para hacer el primero de la mañana. Copero, que contra el Coria anotó un magnífico gol de golpe franco, repitió por segunda oportunidad seguida en casa. Su lanzamiento con la derecha lo ajustó al palo derecho de Manu. El meta no pudo hacer nada y el balón, tras tocar en el poste se introdujo en la portería del filial del Decano.

Jesús López trata de llegar a un balón entre una maraña de jugadores visitantes. Jesús López trata de llegar a un balón entre una maraña de jugadores visitantes.

Jesús López trata de llegar a un balón entre una maraña de jugadores visitantes. / Miguel Ángel González

El 1-0 le sentó fenomenal al Guadalcacín, que seguía apretando en busca del segundo sabedor de que otro gol acabaría por golpear la frágil moral de un Atlético Onubense que la próxima temporada jugará en Primera Andaluza. Pablo Benítez lo intentó desde la frontal tras un saque de esquina, pero Manu metió una buena manopla sacando de nuevo a la esquina y poco después, también a balón parado, Jesús López remataba de cabeza fuera en una buena posición.

Se veía venir el segundo del Guadalcacín y llegó en una contra tras una recuperación en el centro del campo. Benítez atravesó la medular y se sacó un zurdazo desde unos 25 metros que entró como un obús en la escuadra del marco visitante.

Con el 2-0, el Guada levantó un tanto el pie del acelerador aunque el Atlético Onubense no ponía en aprietos a David, que recuperó la titularidad tras dos jornadas en el banquillo. Con este resultado, el equipo de Paco Ávila se retiraba al descanso con ventaja de dos goles, curiosamente igual que una semana antes en Alcalá, donde en una segunda mitad horrible encajó cinco tantos.

Peña falló un penalti en la segunda mitad. Peña falló un penalti en la segunda mitad.

Peña falló un penalti en la segunda mitad. / Miguel Ángel González

Penalti malogrado

El filial onubense estuvo a punto de meterse en el partido a los cinco minutos de la reanudación en un remate de semivolea de Reo que se fue cerca de la escuadra guadalcacileña. Un aviso de que no había que dormirse y permitir que el rival se viniese arriba.

Se igualaron bastante las tornas en esta segunda mitad, pero en un error de Jesús, que perdió la pelota ante Peña, pudo hacer el tercero el Guadalcacín. El central arrollaba al delantero local dentro del área, señalando el colegiado penalti y perdonándole la roja directa. Peña cogió la responsabilidad, lanzó a la izquierda de Manu y éste adivinó la intención, despejando la pena máxima.

En los minutos finales, el Guadalcacín supo dormir el partido, aunque el filial onubense tuvo un acercamiento en un disparo de Manu Molina que se marchó fuera. Inmediatamente después, Jesús la volvía a liar con una dejada a su portero que se quedaba corta y el Guada estuvo a punto de aprovecharlo, pero Manu, con mucha sangre fría, regateó hasta a tres locales para salvar el peligro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios