Deportes

Sin arrancar en la Liga

  • El Sevilla se desinfló tras un buen inicio, al tiempo que el Levante se creció tras el empate Immobile reclamó penalti de Juanfran por mano

El Levante y el Sevilla empataron a un gol en el Ciutat de Valencia, un resultado que impide a ambos lograr sumar su primera victoria de la temporada tras un partido en el que cada uno dominó un periodo, el primero, eso sí más discreto y el segundo mucho más intenso por el paso adelante que dio el conjunto local.

El equipo de Unai Emery se encontró con el gol en los primeros minutos, al aprovechar el centrocampista N'Zonzi la falta de mordiente defensiva de los granota. El francés controló en la línea de tres cuartos y aprovechó que nadie le salió al paso para aproximarse a la frontal del área y colocar un espectacular disparo pegado al palo derecho de sorprendido Rubén. Con el marcador en contra, los de Lucas Alcaraz se hicieron con la posesión del balón, pero fueron incapaces de generar peligro. Al Sevilla le bastó con replegarse con orden atrás para no pasar apuros y tratar de sorprender a la contra, aunque tampoco se prodigó en exceso en tareas ofensivas.

Poco antes del descanso, el conjunto hispalense pudo ampliar su renta tras una gran jugada personal del internacional español Vitolo, que se fue de cuantos adversarios le salieron al paso pero no pudo acertar en el mano a mano con Rubén.

Alcaraz llamó al orden a los suyos en el vestuario, ya que el Levante salió con otro talante tras el descanso. El conjunto valenciano incrementó su presión, jugó con mayor velocidad y se hizo dueño del partido. Así, al cuarto de hora de la reanudación logró el empate, tras una gran jugada colectiva iniciada por Camarasa, que él mismo remató en la línea de gol, después de que Beto despejase al larguero un disparo de Verza.

El tanto animó a los levantinistas, que se fueron en busca de la victoria. Un disparo desde la frontal del área de José Mari puso a prueba al meta portugués Beto y encendió el ánimo de la hinchada levantina, que en la primera parte silbó el apático juego de los suyos.

Los cambios introducidos por Emery consiguieron equilibrar el partido de nuevo, aunque los minutos finales fueron un intercambio de golpes por parte de ambos conjuntos, que buscaron la victoria, pero ninguno de los dos estuvo certero. El árbitro erró al no ver una clara mano de Juanfran en un cabezazo de Immobile, que bien pudo cambiar el marcador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios