ciclismo vuelta ciclista a españa

Seis claves en la Vuelta de las incógnitas

La Vuelta a España que comienza hoy en Málaga se presenta con numerosas incógnitas a resolver en cuestiones claves en la pelea por el maillot rojo que tendrá que ir destapando cada día, especialmente en lo que tiene que ver con una participación con ausencias destacadas, muchos candidatos y pocos favoritos claros.

Estrellas apagadas

De los cuatro ganadores anteriores de la Vuelta citados en Málaga, los únicos también con una grande por etapas en su palmarés, sólo Nairo Quintana mantiene el cartel de favorito a poco de empezar la carrera. Y no todos ven al colombiano en sus mejores días.

Vincenzo Nibali llega casi convaleciente de las consecuencias de su dura caída en el Tour de Francia y además con un ojo puesto en el próximo Mundial de Insbruck; Alejandro Valverde está liberado de responsabilidad y casi más pendiente del Tiburón de Messina de cara a la pelea en tierras austriacas; y Fabio Aru sin el aura de sus tiempos de líder del Astana en un flojo 2018 con UAE Emirates.

La salud de los aspirantes

Corredores como Richie Porte, Simon Yates, Rigoberto Urán y Thibaut Pinot, que deberían estar en primera línea de candidatos, acuden a la Vuelta ofreciendo muchas dudas.

El australiano, al que apuntan los pronósticos, con problemas físicos en los últimos días conocidos a la vez que su fichaje por el Trek; el inglés por su derrumbe en el Giro de Italia tras dos semanas de exhibiciones; el colombiano irrelevante en un Tour en el que debía defender la segunda plaza de 2017; y el francés también perseguido por un hundimiento en el Giro parecido al de Yates.

la clase media emergente

Si hay corredores que dan confianza en su respuesta son varios en principio en una segunda línea de favoritismo, como Miguel Ángel López, Ilnur Zakarin, Dan Martin y Steven Kruijswijk. Sobre todo el Supermán colombiano, que concita todas las miradas previas tras su podio en el Giro, y el ruso del Katusha, que llega "perfecto" y dispuesto a mejorar su tercer puesto de 2017.

El irlandés Dan Martin y el holandés Kruijswijk, quinto y séptimo, son los mejor clasificados en el último Tour en la salida y de los que más sanos y enteros salieron de las carreteras francesas.

otros protagonistas

Un tanto por detrás en atención concitada hay varios ávidos de gloria y ganas de mucho protagonismo. De los que se esperan cosas aún sabiendo que con un Top 5 sus aspiraciones se verían colmadas.

Se trata de hombres como los holandeses Wilco Kelderman y Bauke Mollema, el sudafricano Louis Meintjes, el alemán Emanuel Buchmann o el neozelandés George Bennett. Salvo Kelderman, cuarto en 2017 y cuyo estado de forma está por mostrarse tras un par de serias caídas esta temporada, el resto llega a priori en forma con galones.

En ese grupo se podría incluir Richard Carapaz, sorprendente cuarto en el Giro de Italia. Otra carrera al mismo nivel dispararía las expectativas del escalador ecuatoriano.

El ciclismo español

También se les adjudican galones a tres corredores que concitan las esperanzas del ciclismo español: David de la Cruz, Ion Izagirre y Enric Mas. Ninguno con palmarés relevante, pero los tres parten como líderes en sus escuadras: Sky, Bahrein y Quick Step. Que los dos primeros peleen al menos por el podio y el tercero alimente su perfil de sucesor de los grandes de lo que va de Siglo XXI que le adjudicó Alberto Contador en la edición anterior serían muy gratas noticias.

Sin Mikel Landa en la salida y con Valverde declinando y mirando más hacia el Mundial, el ciclismo español necesita buenas nuevas, y muchas, para recobrar esperanza y alegría. Pello Bilbao, Omar Fraile, Jesús Herrada e Iván García Cortina seguro que se dejarán ver en peleas importantes, pero no en la clasificación general.

Un duro recorrido

Con los Lagos de Covadonga, la Covatilla y la Camperona como puertos estrella, Les Praeres y Monte Oiz como interesantes novedades, ocho llegadas en alto y final en Andorra, podría esperarse una carrera durísima. Pero quizás no sea para tanto, ya que hasta la organización califica como de "montaña" sólo cinco etapas.

Jornadas en principio "accidentadas" también pueden salpimentar una carrera que puede salir encuadrada de Andalucía -una CRI inicial y dos finales en alto en Caminito del Rey (3ª) y Alfacar (1ª)- y que desbrozará de cara a la batalla final por el norte la crono de 32 kilómetros completamente llanos entre Santillana del Mar y Torrelavega de la decimosexta etapa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios