fútbol 3 liga santander

El descenso más difícil

  • En una proyección, la puntuación para no bajar (27) se perfila como la más 'barata' de la historia

  • Sporting, Osasuna y Granada, 'colistas' más discretos

El Granada de Lucas Alcaraz es uno de los equipos que están inmersos en la lucha por eludir el descenso.

El Granada de Lucas Alcaraz es uno de los equipos que están inmersos en la lucha por eludir el descenso.

En paralelo a lo que ocurre en la sociedad, los pobres de la Liga son cada vez más pobres. Entiéndase pobreza en sentido figurado, como el número de puntos acaudalados por los clubes que ocupan actualmente los puestos de descenso. Así, los 13 puntos del Sporting y los 10 de Osasuna y Granada son los más humildes recuentos registrados en la competición por los tres últimos equipos después de 20 jornadas disputadas.

Cinco escuálidas victorias suman en total los tres equipos que moran en la zona de descenso. Y aunque tal dato sería el peor en toda la historia del balompié español, el presente análisis ha reducido el objeto de estudio a los referidos desde el ejercicio 95-96, campaña en la que las victorias comenzaron a sumar tres puntos. Que las sumas y las restas referidas correspondan, como en la sociedad, a una especie de plaga planetaria será dictado en las observaciones de las temporadas venideras.

Sea por una cuestión de estructura o por una mera casualidad, la realidad en la Liga es que la permanencia en la campaña 2016-17 se perfila como la más fácil de la historia reciente del fútbol español. En una teórica proyección marcada por los 13 puntos que lucía el Sporting el término de la primera vuelta, tras la jornada decimonovena, anticipa la frontera que delimitará el descenso en mayo: 26 puntos. Es decir, mantener la categoría en el curso presente puede rebajarse a la cifra de las 27 unidades después de las 38 citas.

El Eibar de la 2014-15 (35 puntos al final) o el Mallorca de la 2012-13, el Valladolid de la 2011-12 y el Recre de la 2012-02 (36 puntos) son los límites del descenso más baratos en los registros modernos. En el extremo contrario, con objeto de plasmar el contraste entre la facilidad y la dificultad de descender a Segunda, basta reseñar los 44 puntos con los que perdió la categoría el Extremadura en la 1996-97 o los 42 con los que bajaron el Mérida (1995-96), el Betis (1999-00 y 2008-09) y Zaragoza (2007-08).

los tres colistas

El menos pobre de la terna situada en las plazas de descenso es el Sporting de Gijón. En su segunda temporada en la primera categoría, después de tres campañas en Segunda, el club gijonés figura también como el que cuenta con el mayor presupuestos de los tres. Eso sí, sus dineros no se corresponden con una hipotética clasificación entre las veinte entidades que configuran la Liga Santander.

En ningún caso por debajo de los 55 millones, según datos estimados por la Liga, el Sporting debería situarse en la 15ª plaza, por encima de los modestos Alavés (17º), Eibar (19º) o Leganés (20º). En cuanto al rendimiento de la plantilla confeccionada en verano, y ya con el truncado idilio con Abelardo en el banquillo, el Sporting sólo ha ganado tres partidos en las 20 jornadas disputadas. Los tres triunfos se produjeron en El Molinón: frente al Athletic (2-1, jornada 1), el Leganés (2-1, jornada 3) y Osasuna (3-1, jornada 14).

Este raquítico bagaje coloca al conjunto asturiano en la decimoctava posición, a cinco puntos del Leganés, primera plaza con derecho a la salvación.

Y si discretos son los números del Sporting, más aún lo son los que firman Osasuna y Granada. El conjunto pamplonés, decimonoveno y distanciado ocho puntos de la frontera de la permanencia, ascendió a Primera la pasada campaña y se encamina, salvo milagro, a un regreso a la división de plata.

Con un presupuesto de poco más de 50 millones, Osasuna se sitúa en la decimosexta posición en la cuestión monetaria. La traslación del dinero al terreno de juego ya ha fulminado a dos entrenadores (Enrique Martín, técnico del ascenso, y Joaquín Caparrós). Los registros del equipo navarro son de antología al sumar únicamente un triunfo en lo que va de competición: un 2-3 ante el Eibar en Ipurúa en la octava jornada.

Los diez puntos que tiene Osasuna son los mismos del Granada, que se ha convertido en el tercer peor colista de la historia reciente. Desde la 1995-96 sólo hubo dos colistas peores: el Sporting de la 1997-98 y el Levante de la 2007-08.

En Primera desde la temporada 2011-12, el Granada ha cosechado una única victoria hasta la fecha: el 2-1 logrado en el Nuevo Los Cármenes contra el Sevilla (jornada 14). Se trata sin duda de un discreto y pesimista recuento de una víctima de la brecha en la pobreza de resultados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios