Deportes

Varios directivos del Club Natación Jerez se negaron a aprobar las cuentas del ejercicio 20-21

  • Un grupo de socios y padres denuncia "opacidades" e "incumplimientos" durante la Asamblea

  • El presidente, Francisco Pacheco, reconoce que se produjo "un malentendido" entre él y sus directivos, retiró del orden del día la aprobación de las cuentas y convocará próximamente una nueva asamblea

Vista de la piscina Municipal Arquitecto José Laguillo.

Vista de la piscina Municipal Arquitecto José Laguillo.

La Asamblea de Socios del Club Natación Jerez se celebró hace unos días en el centro cívico de La Granja y en ella se produjo un hecho insólito cuando varios integrantes de la junta directiva del club que preside Francisco José Pacheco, entre ellos el tesorero, se negaron a votar a favor las cuentas que la entidad presentaba a sus socios, lo que formó un revuelo considerable en el auditorio, con petición de toma de palabra de varios socios y una asamblea inconclusa al llegarse a la hora de cierre de la instalación.

El presidente ha asegurado a este medio que lo que se produjo fue un "malentendido" entre él y sus directivos al existir un defecto de forma en la presentación del cierre contable, explicando que "donde debía poner ejercicio 20/21 ponía 19/20", que según indica ya se ha subsanado. "Precisamente ayer -por el miércoles- tuvimos una reunión en la que ha quedado algún fleco que vamos a resolver y lo siguiente será convocar una nueva asamblea para que se aprueben las cuentas y se presente el presupuesto".

La sorpresa fue de aúpa entre los casi 70 socios que se dieron cita en la Asamblea cuando el tesorero y otros directivos se negaron a aprobar el quinto punto del orden del día, relativo a las cuentas del ejercicio pasado. Un grupo de socios y padres de alumnos del CN Jerez ha mostrado su malestar por las formas que se produjeron en la asamblea, donde señala que se retiró también el punto sobre ruegos y preguntas.

El punto caliente de la Asamblea se produjo a la hora de exponer las cuentas del ejercicio pasado, sin entrar en detalles ni presentar los apuntes contables, según la versión de este grupo de socios. En ese momento, el tesorero de la entidad se detuvo para señalar que no estaba de acuerdo con la forma en la que se presentaban las cuentas, apuntando que no podía defenderlas ni aprobarlas. Varios directivos más le secundaron, creando el estupor entre los socios, que no entendían cómo se llevaban a Asamblea unas cuentas que no estaban anteriormente aprobadas por la directiva.

Por estos motivos, varios socios "estamos realizando consultas jurídicas para que este tema pueda ser guiado profesionalmente ante las más evidentes opacidades que se pusieron de relieve en la Asamblea y, de esta manera, preparar una solicitud con una batería de documentación que entendemos relevante ante el esperpento que pudimos presenciar y que creemos que se intentó tapar deliberadamente por el presidente".

Además, "estamos viendo la posibilidad de informar al Registro Andaluz de Entidades Deportivas de la Junta de Andalucía de los incumplimientos ocurridos en la Asamblea para que se interese y tome cartas en el asunto". Al presidente también se le ha pedido que ponga fecha para una nueva Asamblea, "sin que de momento nos haya respondido" y que cuando se celebre sea en un espacio sin limitación horaria, ya que la que se llevó a cabo hace unos días sólo duró una hora y 45 minutos.

La versión del presidente

Francisco Pacheco, presidente del CN Jerez, trataba de explicar lo sucedido en la Asamblea y por qué se llegó a la misma sin las cuentas aprobadas por sus directivos. "El problema se ha debido fundamentalmente a un malentendido. En la reunión de la junta directiva en la que sometimos a votación el cierre del ejercicio económico, el anterior tesorero nos mandó toda la documentación, pero cometió el error de poner el año anterior. Entonces, el cierre económico lo manda con fecha de 2019/2020 en lugar de 2020/2021. La junta me encomienda que solicite al anterior tesorero que nos mande el cierre económico de la 20/21. Lo hago y me contesta que es el que nos envió. El error está en que hay una errata en la fecha. Cuando me lo aclara, le pido permiso para modificar el nuevo año, me lo da y lo modifico. Informo a los miembros de la junta directiva que el documento era bueno pero que contenía un error en la fecha que ya está corregido y yo entiendo que la junta lo aprueba implícitamente. Mal entendido por mi parte".

Una vez en la Asamblea, señala que "el tesorero me hace ver con buen criterio que las cuentas no están explícitamente aprobadas en junta directiva. Le doy la razón allí y al no contar con la aprobación de la junta directiva no hay propuesta y por lo tanto lo que procede es la retirada del punto porque no podemos someter a votación unas cuentas que no están aprobadas en junta directiva".

"Un socio en concreto -prosigue- pretendió intervenir en este punto, pero como estaba retirado no tenía sentido y entonces si quería plantear cuestiones de este tipo lo conveniente era hacerlo en el de ruegos y preguntas. El problema fue que se apuró hasta el último momento y el celador nos avisó de que a las nueve y media teníamos que estar fuera".

Pacheco apunta que tanto el actual tesorero como otros directivos mantuvieron una reunión con el anterior para aclarar dudas y el miércoles se llevaba a cabo una nueva reunión de junta directiva para aprobar las cuentas: "Ha quedado algún fleco que vamos a resolver", admitía el presidente, "y en el momento que esté resuelto convocaré la asamblea continuación de la anterior para aprobar las cuentas, el presupuesto e incluir los ruegos y preguntas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios