Deportes

Los equipos de Tercera, pendientes del Lorca por si hubiera vacante en 2ª B

  • Si no paga antes del día 31 lo que debe a la Española, la plaza costaría la deuda: unos 400.000 euros

El Lorca FC renunció el jueves a jugar la temporada entrante en Segunda División B. El mandamás chino del club lo hizo remitiendo una carta a la Federación Murciana pero la Federación Española rechazó esa renuncia al ser comunicada fuera de plazo ya que este acababa diez días antes de la asamblea, que ayer ratificaba la inclusión del Lorca en el Grupo IV de Segunda B.

De esta manera, los numerosos equipos que se hallan esperando para ocupar esa vacante tendrán que aguardar ahora hasta el 31 de este mes porque a día de hoy el Lorca FC sigue siendo equipo de la categoría de bronce, aunque tendrá que hacer frente antes de esa fecha a los más de 400.000 euros que debe a la Federación Española para mantener su derecho a la plaza.

El equipo lorquino renunció cuando en el club se estaba preparando la documentación destinada a cerrar una operación de venta a dos empresarios que están vinculados al Lorca Fútbol Base. De esa forma, el Lorca FC podría cobrar la ayuda de LaLiga por el descenso desde la categoría de plata -la cantidad pedida se eleva más o menos a 1,3 millones- y los empleados y acreedores estarían en disposición de cobrar lo pendiente. También se podría saldar la deuda de casi medio millón de euros con la Federación Española, algo necesario si el Lorca FC pretende ser de la partida en Segunda División B.

En caso de que el Lorca FC no pague antes del día 31 lo que debe a la Federación Española, entonces sí se abriría una batalla entre los equipos de Tercera dispuestos a hacerse cargo del pago de esos más de 400.000 euros a los que asciende la deuda.

La no aceptación de la renuncia varía el criterio para buscar un sustituto, pues la vacante pasaría a considerarse motivada por causas económicas. El artículo 194.3 del Reglamento recoge que primero tendrían derecho los equipos de Tercera División del grupo murciano (20 en total), luego los equipos murcianos descendidos de Segunda División B (caso del Lorca Deportiva), más tarde los restantes equipos de Tercera División y por último los demás equipos descendidos de Segunda División B.

Siempre tendrán mejor derecho dentro de los de un mismo apartado los equipos con mejor derecho deportivo. Según el artículo 194.9.a.II, el orden se decide añadiendo a los puntos conseguidos en la fase regular los logrados en las eliminatorias de ascenso a Segunda División B.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios