Fase de ascenso a Segunda División B

El goleador no tiene dudas

  • Adrián Gallardo, que espera contribuir al triunfo en Montuïri con su especialidad, tiene claro que "no vamos a cambiar el estilo porque es el que nos hará triunfar" y cree que "sacaremos un buen resultado"

Con sus 30 goles fue un elemento fundamental dentro del engranaje de un equipo que jugaba de memoria y que batió récords. Ahora el Sanluqueño sigue siendo un equipo fiable pese a haber perdido contra el Prat y los tantos de Adrián Gallardo se echan de menos porque hay que eliminar al Montuïri para acercar el sueño del ascenso.

El isleño, pese a no haber marcado en los dos partidos contra el equipo, está con la moral alta y convencido de que el equipo de Pepe Carrete sacará adelante el cruce con el equipo mallorquín. Tras el entrenamiento del miércoles la plantilla realizó una barbacoa con los técnicos y el ánimo va subiendo tras asimilar el revés del pasado domingo.

"Teníamos ganas de desconectar después de un gran año con el premio del ascenso directo. Ahora, por suerte, tenemos una ocasión nueva y a ver si le damos una alegría a nuestra afición, que se lo merece", comienza diciendo el delantero del Sanluqueño.

El goleador no encuentra una explicación a que su equipo no haya sido capaz de estrenar su casillero anotador en el presente play-off, pero deja claro que no hay obsesión con este tema. "Es bastante raro, no ha pasado en todo el año que no hayamos marcado en El Palmar y tampoco que hayamos estado sin marcar en dos partidos seguidos. Nos hicieron buenos marcajes, eso es todo. Se ha puesto de moda el fútbol defensivo y está saliendo bien. Es feo, pero es el que ha ascendido en este caso. Nosotros no renunciaremos a nuestro estilo de siempre porque sabemos que será el que nos haga triunfar".

"No hay psicosis ninguna con los goles. Sales mosqueado del campo porque hemos podido marcarle un par de goles en la eliminatoria perfectamente, pero tenemos confianza en mí y en todos los compañeros. Ha sido un caso puntual y ese sábado vamos a demostrar que somos un equipo con capacidad para superar eso y lo que sea necesario", añade el ariete al respecto.

Y con vistas al choque de mañana tiene claro que "lo suyo es marcar, aunque saldremos a ganar, como siempre, y creo que vamos a conseguirlo. Es césped artificial y eso es malo para todo porque tienes que jugar con otras botas, pero es malo para los dos. A jugar ahí nunca te acostumbras. Sufriremos allí y ellos aquí".

De la afición habla maravillas y espera que el equipo esté a la altura de su gente: "La gente está muy ilusionada con la liguilla y no se ha enfadado por perder. Los aficionados están con ánimos y creo que van a viajar a Mallorca y se lo vamos a recompensar. Saben que nos hemos dejado la piel, pero no ha podido ser y no nos vamos a dejar nada por ellos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios