fútbolroberto tejero. árbitro asistente de segunda división

"Me gustaría llegar a Primera y conseguir la internacionalidad"

  • A sus 27 años se convierte en el primer árbitro asistente de Jerez que llega a la LFP. En sus ocho años de carrera cuenta sus temporadas por ascensos y sólo ha repetido categoría en una ocasión, en Tercera División.

Roberto Tejero es, actualmente, el árbitro asistente más joven de todos los que conforman la Segunda División A. Roberto Tejero es, actualmente, el árbitro asistente más joven de todos los que conforman la Segunda División A.

Roberto Tejero es, actualmente, el árbitro asistente más joven de todos los que conforman la Segunda División A. / vanesa lobo

Roberto Tejero es un joven árbitro jerezano que acaba de conseguir el ascenso en Segunda División B y este curso ha dado el salto a la Liga de Fútbol Profesional. Con 18 años dejó de jugar al fútbol para poder estudiar la carrera de Enfermería pero su pasión por este deporte le hizo entrar en el mundo del arbitraje, animado por su padre, "para poder seguir vinculado al fútbol y seguir haciendo deporte". Ahora, con 27, asume el reto de arbitrar en Segunda División A, siendo el más joven de los que conforman la plantilla de árbitros asistentes de la categoría.

-¿Cómo afronta esta temporada en Segunda División?

-Con muchísima ilusión. Es un sueño cumplido después de ocho años. La temporada pasada fue la primera que estuve en Segunda B y el objetivo era mantener la categoría. Lo que no me esperaba era quedar el tercero de España de 120 árbitros. El día que me lo comunicaron fue una pasada.

-¿Afecta que sea ya LFP?

-La exigencia evidentemente es mayor. El fútbol es mucho más rápido, pero bueno, nos preparan para eso. El apoyo psicológico que se nos ofrece es bastante importante. Nuestro trabajo es acertar, aunque haya veces que existan errores. El factor humano está ahí y los árbitros somos humanos y nos podemos equivocar. Cuando tenemos un error se afronta y se mejora para intentar no volver a tenerlo. Además, lo más cerquita que tenemos es Albacete pero equipos más lejanos como Osasuna, Sporting de Gijón, Oviedo va a permitir que cada 15 días tengamos esa experiencia de viajar por toda España.

-¿Qué factores influyen para los cambios de categorías de los árbitros y asistentes?

-Durante todo el año se van haciendo tests físicos. Son unos controles con una nota que hace un informador que también va a los estadios a ver las actuaciones de los árbitros durante toda la temporada. Posteriormente, con la suma de ese control físico y de los informes de los partidos, se hace un examen final y todo eso hace una media y los que tienen más puntuación son los que suben de categoría.

-¿Es sacrificado el trabajo de un árbitro?

-Además de árbitro soy enfermero. Compaginar la vida laboral con esto puede ser complicado. Ahora que soy profesional me puedo dedicar solo a esto, pero cuando no lo eres y tienes que luchar por ello hay que dosificar el tiempo y es muy duro. La exigencia física es de un deportista de alto nivel, hay que prepararse muy bien. Un árbitro se entrena igual que un futbolista. Pero además de entrenar hay que estudiar las reglas del juego, prepararse psicológicamente, ver muchos vídeos de partidos para analizar jugadas...

-¿Y cómo influyen los cambios en el reglamento?

-El año pasado fue un poco locura. Creo que fueron un total de 130 cambios en las reglas del juego. El fútbol evoluciona mucho y las reglas del juego estaban un poco anticuadas, por eso la FIFA hizo como una revisión profunda para que las reglas del juego estuvieran acorde a esa evolución que ha sufrido el fútbol con el paso de los años.

-¿Ha vivido algún episodio desagradable en un campo?

-Sí, tuve uno en un pueblo de aquí de la provincia de Cádiz. Yo creo que todos los árbitros tenemos algún episodio desagradable en nuestra carrera, pero eso sirve para analizar los errores y hacerte más fuerte.

-¿Cómo se podría concienciar al aficionado sobre el respeto a los árbitros?

-Es difícil concienciar a la gente porque un árbitro difícilmente puede hacer que los dos equipos acaben contentos. Ahora en la Federación Andaluza se está trabajando muy bien con una figura que es el defensor del menor que está teniendo resultados muy positivos. Si es verdad que hace algunos años había muchas agresiones pero actualmente nos sentimos más protegidos.

-Cada vez se ven más mujeres árbitro...

-Actualmente en Segunda División tenemos dos chicas asistentes. La diferencia que ha habido esta temporada es que la Liga Iberdrola estaba arbitrada por árbitros de Segunda B y esta temporada va a ser arbitrada íntegramente por mujeres. La figura de la mujer árbitro me parece totalmente positiva, se merecen un hueco en este deporte y están muy bien preparadas.

-¿Qué le gustaría conseguir?

-El objetivo este año es mantener la categoría e ir aprendiendo. El siguiente reto será ir a Primera División y ya si alcanzase la Primera División me encantaría llegar a la internacionalidad. Tengo 27 años, soy el más joven de la categoría en la plantilla de asistentes y la proyección es positiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios