Deportes

Una noche en comisaría

  • Miguel Archanco, ex presidente de Osasuna, y otros dos ex altos cargos del club son detenidos tras ser acusados de desviar 2,4 millones de euros

El ex presidente del Osasuna Miguel Archanco, el ex gerente Ángel Vizcay y el ex directivo Txuma Peralta fueron detenidos por la Policía Nacional por orden del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, que investiga el destino de al menos 2,4 millones de euros extraídos de las cuentas del club. En el marco de esta investigación, iniciada tras la denuncia puesta por la entidad el 19 de febrero, varios agentes de la Policía Nacional registraron los domicilios particulares de Archanco y Peralta -en el club hasta su dimisión en junio de 2014-, y de Vizcay, quien dejó el cargo de gerente en octubre de este año.

Archanco, abogado de profesión, fue presidente de Osasuna del 30 de junio de 2012 al 16 de junio de 2014, aunque los diez años anteriores fue directivo durante la presidencia de Patxi Izco.

Posteriormente, los detenidos fueron trasladados a la comisaría de la Policía Nacional en Pamplona, donde pasaron la noche a la espera de que hoy sean puestos a disposición judicial. Mientras tanto, el Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona decretó el secreto de las actuaciones en las diligencias abiertas. Los hechos, que pueden ser constitutivos de delitos de apropiación indebida, societario y falsedad documental, fueron denunciados por la actual junta directiva del club, presidida por Luis Sabalza desde el pasado 10 de diciembre.

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona también investiga la querella presentada por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) por un supuesto delito de apropiación indebida y otro de corrupción de particulares en un presunto amaño de partidos. Así, el juez acumula tanto la denuncia interpuesta por el Osasuna el 19 de febrero como la querella presentada por la LFP el 26 de febrero dentro del mismo procedimiento, declarado secreto.

La operación de ayer llega después de la investigación iniciada a raíz de una auditoría encargada en noviembre por la LFP, que desvela presuntas irregularidades en las cuentas del club, sin estar ligadas necesariamente a la confesión del ex gerente Vizcay en enero del intento de amaño de partidos al final de la pasada temporada.

Tras la denuncia interpuesta, la Policía Nacional realizó registros en las oficinas del club en el estadio El Sadar y tomó declaración a algunos empleados de la entidad, mientras que el lunes pasado declararon ante el juez los autores de la auditoría encargada por la LFP como testigos peritos.

El presidente de la LFP, Javier Tebas, destacó que la detención de los tres ex dirigentes pone de manifiesto la importancia de este proceso para el fútbol español. "Estamos ante un proceso importante para el fútbol español", aseveró Tebas tras la celebración del Foro La Razónsobre Fútbol y Compromiso Social que se celebró el Madrid. "Se está hablando no sólo del amaño de un partido, sino del destino de casi tres millones de euros de Osasuna", añadió.

El presidente de la LFP recalcó que las "decisiones judiciales" que deriven de este proceso corresponden al Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona y reafirmó el compromiso del organismo que preside "contra la corrupción y el amaño de los partidos".

Osasuna convocó el 25 de febrero una asamblea extraordinaria para el 12 de marzo para detallar a los socios compromisarios el informe de la auditoría y pedirles la autorización o la ratificación, en su caso, para personarse como acusación particular en procedimientos judiciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios