fútbol mundial sub 17

Otra vez finalista

  • España derrota a Malí y repetirá contra Inglaterra

La selección española celebra sobre el césped del estadio de Bombay su clasificación para la final del Mundial.

La selección española celebra sobre el césped del estadio de Bombay su clasificación para la final del Mundial. / DIVYAKANT SOLANKI / efe

España jugará la final del Mundial sub 17 de la India ante Inglaterra, tras derrotar ayer a Malí en un partido muy exigente que fue capaz de cerrar con orden, capacidad de sufrimiento y mucho talento individual.

Malí y España ofrecieron un partido generoso e intenso, en el que no especularon en lo más mínimo desde el pitido inicial, pero que el orden táctico y las individualidades hicieron caer del lado de La Rojita de Santi Denia.

Los dos equipos saltaron al terreno del DY Patil de Bombay dispuestos a desfogar rápidamente su ansiedad, y dar al partido tanta intensidad como imprecisiones. Gelabert llevó el peligro a la meta contraria entrando en el área y cayendo en una acción que el árbitro no vio merecedora de penalti. Minutos después, el mismo delantero del Real Madrid enganchó un disparo desde la frontal que se fue rozando el palo.

El baile frenético duró hasta que Gelabert se metió de nuevo en el área, amagó el tiro para que el central Diaby se pasara de frenada y lo derribara. El árbitro japonés Sato señaló el punto de penalti y Abel Ruiz hizo subir el primer tanto.

Tras el gol, Mali asumió la iniciativa y se lo hizo pasar mal a España, que empezó a entender sus opciones al contragolpe. A los 38 minutos, Docoure probaba los reflejos de Álvaro con un duro disparo que el meta malaguista sacó con dificultad. Sin embargo, a los 43 minutos Gelabert le "robó la cartera" a Kane en la mitad de la cancha, y metió un soberbio pase entre líneas para que Abel Ruiz resolviera con mucha calidad.

Con el 2-0 se llegó al descanso, pero la pausa no cambió los papeles. Malí salió con todo, dejando huecos atrás y el contragolpe de España comenzó a amenazar con el tercero.

Lo pudo hacer Abel Ruiz hasta en tres ocasiones: en un mano a mano con el portero malí apenas reanudado el partido; en un centro pasado de Miranda que acabó milagrosamente en nada ante la duda del delantero; y en un disparo que se fue rozando el larguero.

Pero si mala suerte tenía España, peor la tenía una Malí que vio como un trallazo lejano de Doucoure golpeaba contra el travesaño y botaba dentro de la portería, sin que el árbitro lo contara como gol válido. España tragó saliva, y vio pasar el susto.

Incluso llegó a sentir alivio a los 71 minutos, cuando un centro magistral de Sergio Gómez desde la izquierda fue cabeceado junto al palo por Ferrán Torres, para poner el 3-0.

Pero tocaba sufrir. El 3-1 dio un empujón moral a los africanos, y España tuvo que volver a encomendarse al orden para aguantar las acometidas.

Al final, España logró clasificarse para su cuarta final del Mundial de la categoría, en la que se medirá a Inglaterra, que previamente derrotó por idéntico 3-1 a Brasil. Se repetirá, pues, la final del último Europeo, en la que en el pasado mes de mayo España ganó por penaltis tras igualar el partido en el tiempo de prolongación con un 2-2.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios