DipuCádiz

La ronda pasa por 15 municipios gaditanos

  • Contrarreloj, una etapa llana y media montaña en una mini-Vuelta

Cádiz, Faro de Europa. Este es el nombre del audiovisual que toda España pudo ver ayer al mediodía en el transcurso del acto de presentación de la 69ª edición de la Vuelta Ciclista a España. Una secuencia de bellísimas imágenes aéreas de todos los rincones de la provincia con el encanto suficiente para atraer turistas. Seguro que, de inmediato, más de dos habitantes de otras comunidades autónomas subrayaron el nombre de la provincia gaditana en la lista de posibles destinos para las próximas vacaciones veraniegas. Ese es uno de los objetivos fundamentales, si no el principal, del paso adelante dado por Diputación y varios ayuntamientos para acoger las tres primeras jornadas de la ronda ciclista del próximo mes de agosto, la que inagurará la era pos-Chris Horner, el cuarentón que protagonizó una de las mayores sorpresas de la historia de la Vuelta al conquistarla a una edad inaudita en el palmarés de las grandes pruebas por etapas.

Si el pasado martes se hicieron públicos los nombres de las localidades gaditanas que harán las veces de línea de salida y de llegada de las tres etapas inaugurales, ayer se profundizó en el recorrido de las mismas.

Como era archisabido, el banderazo de salida se dará en Jerez, que ya sirvió de punto de partida a la octava etapa de la edición del año anterior. La tradición ciclista de la ciudad jerezana y su vinculación a la Vuelta se hallan fuera de toda duda. Seguro que los buenos aficionados no habrán olvidado la contrarreloj individual por sus calles que puso el punto y final a la ronda española de 1986, sirviendo al gallego Álvaro Pino para coronarse por delante del escocés Robert Millar. Ahora se trata de algo bien diferente pues se afrontará una contrarreloj por equipos y en el estreno competitivo. Serán 12,6 kilómetros en un circuito urbano bastante técnico pero con la dificultad de que los tres o cuatro primeros tendrán como escenario el casco viejo, donde quedan aún zonas de adoquines que quizá den algún susto.

Un día más tarde, el 24 de agosto, le llegará el turno a la etapa entre Algeciras y San Fernando, de 174,4 kilómetros. El recorrido será llano con un puerto de montaña al poco tiempo de salir, un Alto del Cabrito señalado como de tercera categoría. Si hace acto de aparición el viento, nada extraño, los cortes podrían hacer temblar a un pelotón que intentarán controlar las escuadras de los mejores esprínters. El perfil entregado por la organización marca los pasos por El Burgo, Tarifa, La Zarzuela (núcleo rural de Tarifa), Zahara de los Atunes, Barbate, Conil, El Marquesado, Puerto Real, El Puerto de Santa María y Cádiz. En medio de la colección de alcaldes eufóricos, el único algo mosqueado era José Ortiz, el de Vejer. La subida a su localidad aparece dibujada en el perfil, pero sin que se refleje su nombre.

La despedida de la Vuelta a la provincia se producirá con la etapa Cádiz-Arcos, de 188 kilómetros. Será muy incómoda por la presencia en la misma de tres puertos de tercera categoría -Alto del Picacho, Alto del Camino y Puerto del Boyar- que pueden hacer daño como parte de un recorrido muy sinuoso, además de dos kilómetros finales en Arcos que harán la selección definitiva e impedirán la llegada de un grupo compacto en cabeza. Se pasará, según el perfil, por Chiclana, Medina Sidonia, Alcalá de los Gazules, Ubrique y Grazalema.

En la infografía aparecen el mapa de la Vuelta, los perfiles de las etapas en línea de nuestra provincia y los de las dos que se antojan reinas por la sucesión de puertos de montaña de envergadura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios