Economía

Hereu espera obtener una orientación general del reglamento de la industria de emisiones cero

España confía en que países UE pacten la ley para una mayor producción de tecnologías limpias

El ministro español de Industria y Turismo, Jordi Hereu, se mostró convencido de que los Estados miembros de la Unión Europea (UE) lograrán un acuerdo sobre la ley con la que se pretende aumentar la producción de tecnologías limpias en el club comunitario, como los paneles solares.

"Estoy convencido de que tendremos un acuerdo porque es muy importante para nosotros (la ley)", declaró Hereu a su llegada a la reunión de ministros de Industria de la Unión Europea que se celebra en Bruselas y que preside España, país que ocupa la presidencia del Consejo de la UE este semestre.

Los titulares de los Veintisiete aspiran a lograr un pacto sobre la norma conocida como Reglamento sobre la Industria de Cero Emisiones Netas, que prevé acelerar permisos y facilitar el apoyo público a ciertas industrias estratégicas limpias para impulsar el sector en la UE.

Ese acuerdo fijaría la posición del Consejo (los Estados miembros) para negociar la versión definitiva de la ley con la Eurocámara, colegislador de la UE junto a los países. Solo cuando el Consejo y el Parlamento Europeo pacten la forma final de la ley, podrá entrar en vigor.

El ministro español expresó que el reglamento "tiene que permitir diferentes objetivos", entre los que mencionó "el ganar en autonomía estratégica por parte de la industria europea, el tener una inversión que aumente en las tecnologías limpias" o "el que podamos, como Europa, conseguir los objetivos de la lucha del cambio climático y, a la vez, reforzar la reindustrialización".

"Por tanto, la utilización del impulso de las tecnologías limpias como marco para impulsar nuestra industria, ganar autonomía y reforzar el peso de la industria en Europa", expuso.

La propuesta inicial que la Comisión Europea publicó el pasado marzo planteaba aumentar la producción de tecnologías limpias en la Unión Europea hasta cubrir el 40 % de su consumo anual con fabricación propia para 2030, en un intento de competir con los subsidios masivos que Estados Unidos, China y otras potencias prevén inyectar en un sector en auge.

Es la repuesta a las subvenciones "verdes" aprobadas por Estados Unidos dentro de su ley antiinflación para un sector cuyo valor se triplicará hasta los 600.000 millones de euros al final de la década.

El plan original de la CE se centraba en aumentar la producción de ocho tecnologías estratégicas para la transición hacia una economía descarbonizada: las tecnologías solares y fotovoltaicas, la energía eólica, las baterías, las bombas de calor y energía geotérmica, electrolizadores y placas de combustible, biogás y biometano, tecnologías de red y la captura y almacenamiento de carbono.

Estas tecnologías recibirían un apoyo particular y estarían sujetas al objetivo del 40 %, pero otras que contribuyan a la reducción de emisiones también tendrían facilidades, entre las que se incluirían las tecnologías avanzadas para producir energía nuclear con desechos mínimos, los reactores modulares pequeños o los combustibles alternativos, indicó la Comisión en marzo.

La energía nuclear, abanderada por Francia y apoyada por otros países sobre todo del Este, quedaba así incluida en la propuesta legislativa de la Comisión, pero fuera de las tecnologías consideradas estratégicas.

El mes pasado, el pleno de la Eurocámara ya fijó su posición para negociar la ley con los países, y pidió incluir en la lista de tecnologías estratégicas las ligadas a la fusión y fisión nuclear. Proponía así ampliar la lista de ocho tecnologías estratégicas.

El documento que hoy se presentará en la reunión de los ministros de la UE incluye las tecnologías de fusión nuclear en la lista de tecnologías estratégicas.

"El texto contempla esta circunstancia y, efectivamente, tenemos que cerrar el debate y, por tanto, estamos buscando puntos de acuerdo para que tenga una aprobación general por parte de los Estados", expuso Hereu.

"Está en el texto contemplado y es evidente que es fruto del acuerdo general", recalcó el ministro español.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios