Rogelio Velasco Pérez | Consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad “Repetir elecciones es negativo para la economía andaluza y ya está dañándola”

  • Andalucía elaborará el Presupuesto de 2020 haya o no nuevos comicios

  • Las medidas económicas que está adoptando la Junta serán de efecto permanente

Rogelio Velasco, en el despacho de la Consejería, durante la entrevista con este periódico Rogelio Velasco, en el despacho de la Consejería, durante la entrevista con este periódico

Rogelio Velasco, en el despacho de la Consejería, durante la entrevista con este periódico / Juan Carlos Vázquez

El fichaje como independiente por parte de_Ciudadanos de Rogelio Velasco Pérez (Sevilla, 1957) para formar parte del Gobierno del cambio de la Junta de Andalucía generó expectativas: un currículo docente brillante y con experiencia en gestión empresarial. Tras ocho meses en el cargo, analiza en esta entrevista cómo va el cambio de modelo económico que defienden para la comunidad autónoma.

–¿Qué balance hace de su gestión desde la perspectiva de que su primer gran empeño es cambiar el modelo económico andaluz?

–Hemos desarrollado iniciativas de distinta naturaleza. Una primera es que las empresas, cuando se instalan o amplían la actividad, sobre todo las industriales, soporten una carga burocrática mucho menos. Esta Consejería, a través de la Agencia de la Competencia, está liderando tres grupos de trabajo que están desarrollando una simplificación administrativa. Tenemos identificados 1.838 procedimientos administrativos en la_Junta de Andalucía para trámites de las legislaciones estatal, autonómica  y local. De ellas, 872 afectan directamente a la actividad de las empresas. Una segunda actuación se refiere a los parques tecnológicos. Desde nuestra posición de control, estamos intensificando las gestiones para atraer empresas a los parques andaluces. El parque más desarrollado, el que tiene más diversidad y desde el que recibimos más demandas para instalarse o ampliar es el PTA de Málaga. Ahí, sorprendentemente, nos hemos encontrado un problema de carácter inmobiliario. Estas empresas de primer nivel, IBM u Oracle, por ejemplo, buscan edificios terminados y no se plantean construirlos sino alquilarlos. Hemos encontrado una solución: una empresa externa de un grupo potente norteamericano se va a encargar de construirlos y alquilarlos posteriormente. Por eso estamos muy esperanzados en que los parques tecnológicos, y especialmente el de Málaga, experimenten una expansión rápida de instalación de nuevas empresas. En tercer lugar, hay también una política muy activa de captación de inversión extranjera. Preparamos una ronda de viajes. Y en cuarto lugar, aunque en Andalucía hay mucha actividad de emprendedores, pero la tasa de fracaso es elevadísima. Hasta hora esas actividades de emprendimiento no se han ordenado bien. Vamos a desarrollar programas de mentorización, de coaching, para ayudar a los emprendedores a elaborar mejor los planes de negocio y para que los expongan mejor ante inversiones.

–¿En la reducción burocrática no falta también digitalización?

–La Junta está trabajando en un programa de digitalización, no sólo de nuestros procedimientos sino que hay ayudas para que con fondos europeos y recursos propios las pymes tengan mayor acceso al mundo digital.

–¿Me refería más a la relación de éstas con la Administración?

–Uno de los programas específicos se refiere a la digitalización de las administraciones. Eso ya se llevaba a cabo y seguimos con el proceso para que la relación con empresas y ciudadanos sea 100% digital.

–En todos estos meses, la evolución de la economía andaluza, a pesar del contexto de incertidumbres, globales y nacionales, está siendo positiva, ¿no?

–La evolución economía andaluza durante el primer semestre ha sido muy positiva. Está siendo más positiva que la del conjunto de España. Hemos estado creciendo en la primera parte del año a tasas del 2,5%. Esto tiene mucho mérito, teniendo en cuenta que no es sólo algo mejor que la economía española, que es nuestro principal mercado, sino que la Unión Europea está creciendo en el entorno del 1%. Crecemos más del doble. Si tenemos en cuenta que las dos terceras partes de las exportaciones andaluzas es a mercados comunitarios, resulta realmente admirable ese crecimiento. Significa que las empresas andaluzas están ganando competitividad.

–Esta misma semana el Observatorio Económico de Andalucía advertía de que 2019 romperá la tendencia y Andalucía empezará a converger con España, tras más de un decenio divergiendo.

–Efectivamente, ésta es la esperanza que abrigamos. Pero dicho esto, los procesos económicos que tienen un efecto permanente  tardan tiempo en verse sus efectos.

"Esperamos que este año se logre converger y es fruto de una inercia del pasado que hemos intensificado”

–El tejido productivo ya apostaba por el sector exterior hace años. ¿Esta dinámica tiene que ver con ese cambio económico o es fruto de la política anterior?

–Los procesos del pasado tienen una inercia muy grande. No cabe duda de que esto viene de atrás en el tiempo. Ahora bien, desde este Gobierno estamos intensificando esas tendencias, que favorezcan la creación de empresas, la digitalización y la internacionalización de las compañías.

El consjero, didáctico, gesticula durante la entrevista. El consjero, didáctico, gesticula durante la entrevista.

El consjero, didáctico, gesticula durante la entrevista. / Juan Carlos Vázquez

–Uno de los grandes retos de la empresa andaluza es ganar tamaño. ¿Qué harán para afrontarlo?

–Creo que es sobre todo un problema cultural. En otras regiones de España  o en otros países resulta más fácil que dos empresarios pequeños del mismo sector  se fusionen y creen una empresa de escala mayor y que pueda ser más competitiva. Aquí en Andalucía somos más individualistas, más personalistas, y parece que nos cuesta más trabajo ponernos de acuerdo dos partes para crear algo que tenga más tamaño. Los incentivos de carácter fiscal, que hay que suministrarlos de acuerdo con la legislación estatal, han demostrado tener un efecto muy débil.

–¿Anima al emprendedor andaluz que tenga un competidor cercano a que su fusionen?

"Animo a las empresas a que se fusionen con otras cercanas para crecer y ganar mercados”

–Absolutamente. Que unan fuerzas y que amplíen su mercado.

–¿Andalucía tiene las condiciones para ser una economía pujante en España, como aseguran que conseguirán con sus políticas?

–Esperamos que no sean sólo el turismo y la construcción los sectores que tengan mayor poder de tracción del conjunto de la economía andaluza. Aspiramos a que la actividad  empresarial industrial cobre fuerza y sea un componente importante que explique el crecimiento. Y no me refiero sólo a industrias con chimeneas. Me refiero a todo el ámbito del mundo de internet. Ésas son las nuevas industrias que pueden contribuir a romper esa dependencia.

–Resulta llamativo que si tanto el anterior Gobierno como éste quieren captar nuevas industrias no existiera un catálogo de suelo industrial y ha tenido que hacerlo el Colegio de Ingenieros.

–Estoy de acuerdo. La impresión que tengo es que  ha habido inacción por parte del Gobierno anterior en algunas cuestiones claves para el establecimiento de nuevas empresas. Nosotros tenemos una visión distinta y estamos intentando proveer a todos los inversores de la información disponible para que se instalen en Andalucía.

"Ha habido inacción del anterior Gobierno en cuestiones claves para facilitar la llegada de nuevas empresas”

–Habla de captar inversión y promocionar en el exterior, pero la agencia competente para ello no depende de su Consejería.

–La agencia Extenda, que es a la se refiere, tiene la competencia de promover las exportaciones de productos andaluces. La_Consejería de Economía, a través de la Agencia Idea, tiene las competencias de atracción de inversión extranjera, de manera que nos complementamos.

–¿Es difícil de entender que dependa de Presidencia?

–Yo entré aquí y había habido una negociación política entre Cs y PP. El resultado es el que es y yo no me quejo. Tengo las competencias atribuidas en universidades, en nuevas tecnologías para todas las empresas, emprendimiento, innovación y atracción de inversión extranjera. Y estoy muy feliz con esas competencias.

–¿Qué sectores son sobre los que la Junta puede actuar para que mejore su competitividad y su crecimiento?

–La Junta de Andalucía, como España y todos los miembros de la OCDE, tienen prohibidas las ayudas de Estado. Hoy no hay políticas verticales.

–No me refería tanto a ayudas o incentivos, sino a políticas facilitadoras de la actividad. ¿Van a ser menos intervencionistas?

–Todas las políticas que le he relatado son políticas industriales horizontales que afectan a todos los sectores: emprendimiento, reducción de las trabas burocráticas, impulso a los parques tecnológicos...  Y en esa línea vamos a seguir. No podemos elegir un sólo sector. Las universidades también tienen un papel importante también.

–Hay sectores que han dado un gran salto: el agroalimentario o el aeronáutico. ¿Hay alguno que detecten que puedan hacerlo?

–El sector de desarrollo de software es el que sector que más crecido en los últimos diez años. Hay una demanda enorme. Hay empresas agotando la oferta de las escuelas de ingenieros de Málaga y Sevilla.

–En el pasado ha sido crítico con la gestión universitaria. ¿Qué pasos va dar para cambiarla?

–Vamos a incidir en tres cuestiones. El mapa de titulaciones, de acuerdo con los rectores, tanto de grado como de postgrado, vamos a revisarlo para que mejore.

–¿No falta especialización?

–Hay una cierta especialización,  pero queremos que se mejore más. Un segundo asunto es la financiación, queremos mejorarlo aportando más recursos. En tercer lugar, un sistema que permita que los recursos estén más relacionados con los resultados, y ahí los grupos de investigación van a ser la unidad de medida.

"Si hay un ‘Brexit’ sin acuerdo podemos sufrir una parada brusca de la actividad económica”

–Prevé corregir el crecimiento de 2019 y qué previsión macro tiene para 2020?

–En 2019 tenemos previsto  una tasa del 2,1%, aun cuando sabíamos que era previsión conservadora. Ha ido transcurriendo los meses y los datos nos han dado la razón y la economía ha evolucionado mejor. Dijimos que preferíamos ser prudentes  y cometer un error a la baja y no al alza. En Economía es muy difícil hacer una previsión, pero en este momento más porque está lleno de incertidumbres, la mayor que el Reino Unido salga de la UE a lo bruto, si me permite la expresión. Si eso sucede, podemos tener un parada brusca de la actividad económica. Nosotros esperamos que la salida sea pactada. Pero estamos preparados si hay un Brexit sin acuerdo.

Velasco, en su despacho oficial. Velasco, en su despacho oficial.

Velasco, en su despacho oficial. / Juan Carlos Vázquez

–¿Cómo va la elaboración del Presupuesto?

–Además del Brexit, tenemos otra incertidumbre: no hay Presupuestos del Estado, no sabemos si va a haber elecciones o no y cuál va a ser el Gobierno. Y necesitamos que el Gobierno tome rápido una decisión sobre el pago de los anticipos a cuenta de la recaudación de impuestos. Eso nos puede provocar problemas de ajuste a final de año. Se está elaborando el Presupuesto,  pero no podemos continuar si no tenemos la seguridad de que vamos a recibir lo que corresponde en los meses que quedan del año.

–Andalucía ya ha vivido una cohabitación de distinto signo político,  pero siempre había sido con políticas progresistas y no liberales desde Sevilla. ¿Eso puede frenar su política económica?

–Tiene importancia. Si la política económica del Estado va en una dirección contraria a la que queremos aplicar en Andalucía puede haber fricciones de tipo legal, que el panorama para las empresas no sea tan claro y hacer daño a la economía. Yo confío que las buenas políticas derroten a las ideologías.

"Un choque de políticas económicas desde Madrid puede neutralizar el efecto de nuestras medidas”

–¿Pero una política económica nacional en sintonía ayudaría a que sus medidas permitan un mejor despegue de Andalucía?

–Absolutamente. La rebaja de impuestos aplicada puede verse neutralizadas por subidas estatales de la fiscalidad.

–¿Repetir las elecciones es negativo para la economía andaluza?

–Absolutamente. De hecho ya está dañando a la actividad económica. La formación bruta de capital, la inversión de las empresas, ha empezado a resentirse en el segundo trimestre. Hay incertidumbre electoral, no sabemos qué política económica habrá y eso repercute.

–Si pone en balanza que eso da la oportunidad de que la política económica estatal pueda ir en sintonía a la andaluza frente al daño que genera la repetición electoral ¿qué prefiere?

–Es difícil contestar. Lo que miramos ahora en el corto plazo es que unas nuevas elecciones tienen un efecto significativamente negativo. Si hay políticas sensatas después, típicamente esas pequeñas crisis se solucionan. Pero si hay un choque de políticas también habrá un daño para Andalucía.

–¿Usted espera políticas adecuadas de la mayoría que ahora puede conformarse?

–Este país ha demostrado que, si se aleja de los extremos, diseña y ejecuta políticas económicas sensatas y esto explica el extraordinario avance de España.

–Pero esa mayoría sólo es posible ahora con un partido central y otro extremo.

–Esperamos que el PSOE no llegue a un acuerdo con Podemos porque sería muy negativo que tuvieran poder en puestos de alta responsabilidad.

–¿Habrá Presupuesto andaluz haya o no elecciones?

–Habrá Presupuesto, pero depende de que Hacienda transfiera los anticipos a cuenta para que podamos terminarlo con certidumbre sobre los ingresos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios