Economía

Las empresas recibirán una bonificación de 1.800 euros por cada joven contratado

  • El Gobierno se compromete a que los menores de 25 años que estén cuatro meses sin trabajar ni estudiar reciban una oferta de empleo Habrá también incentivos si se hacen contratos formativos

La contratación indefinida de jóvenes menores de 25 años no ocupados y acogidos al plan de garantía juvenil supondrá un descuento para las empresas en las cotizaciones que pagan a la Seguridad Social de 300 euros mensuales durante medio año. La medida, que estará en vigor hasta el 30 de junio de 2016 y será compatible con cualquier otro incentivo a la contratación indefinida, ha sido incluida por el Gobierno en el decreto-ley de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia aprobado ayer.

La bonificación está directamente ligada a la puesta en marcha de la garantía juvenil europea, que desde la próxima semana estará en funcionamiento y dirigida a los 845.500 jóvenes españoles que ni trabajan ni estudian ni se están formando, según las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) de 2013.

Con la adopción de este sistema los Estados miembros se comprometen a que los jóvenes menores de 25 años reciban una oferta de empleo, educación continua, formación de aprendiz o periodo de prácticas en un plazo de cuatro meses tras quedar desempleados o acabar la educación formal.

España cuenta para ello con fondos europeos de 1.887 millones de euros a repartir con las comunidades, que gestionarán el sistema en colaboración con la Administración General del Estado.

Las empresas deberán mantener al joven trabajador al menos seis meses desde el inicio de la relación laboral. Si lo despiden antes, deberán reintegrar la bonificación. Asimismo, estarán obligadas a incrementar con la nueva contratación tanto el nivel de empleo indefinido como el nivel de empleo total, y mantenerlo durante todo el periodo de disfrute de la bonificación.

El acceso al portal de garantía juvenil será telemático, salvo para las personas con discapacidad o en situaciones de exclusión social que podrán hacerlo presencialmente, y para registrase se requiere tener entre 16 y 25 años y no haber trabajado ni haber recibido acciones formativas en los últimos 30 días (90 días en el caso de las acciones educativas).

La bonificación a la contratación fija de estos jóvenes se extiende a los 30 años en el caso de personas con discapacidad igual o superior al 33%, mientras que las cuantías se reducirán para los contratos a tiempo parcial a 150 euros mensuales para jornadas del 50% y a 225 euros para jornadas del 75%.

El catálogo de medidas incluido en el programa de garantía juvenil ha sido consensuado con las autonomías, tiene como base la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven 2013-2016 e incluye actuaciones para mejorar las competencias profesionales y la intermediación laboral, para apoyar la contratación y fomentar la actividad por cuenta propia.

El Gobierno también ha ampliado otros incentivos a la contratación de jóvenes inscritos en la garantía juvenil, al elevar del 50 al 100% la bonificación de las cotizaciones sociales por contingencias comunes del contrato en prácticas.

Asimismo, se ha incrementado del 25 al 50% la bonificación para cubrir la actividad formativa incluida en los contratos de formación y aprendizaje, que ya cuentan con un descuento del 100% de las cotizaciones a la Seguridad Social si la empresa tiene menos de 250 trabajadores y del 50% si tiene una plantilla superior.

Además, desde el 1 de agosto las prácticas académicas curriculares remuneradas de los estudiantes universitarios y de Formación Profesional Dual también contarán con una bonificación del 100% de las cuotas a la Seguridad Social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios