Contenidos especiales

El presidente de ACADE-Andalucía demanda mayor autonomía para los centros educativos

  • David Randell, que intervino en la Comisión de Educación y Deporte del Parlamento andaluz para Pacto Social por la Educación, también solicitó modelos de financiación directa a las familias.

David Randell. David Randell.

David Randell.

David Randell, presidente de ACADE-Andalucía (Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada) y director de El Centro Inglés de El Puerto de Santa María (Cádiz), intervino en la Comisión de Educación y Deporte del Parlamento Andaluz creada para alcanzar un Pacto Social por la Educación Andaluza, en donde expuso las propuestas de ACADE para mejorar la educación andaluza y elevar los niveles de calidad.

Randell destacó que este Pacto Social debería tener “dos metas fundamentales y necesarias”. En primer lugar, dotar de estabilidad al sistema de modo que se garantice más allá de los cambios políticos. “Esta estabilidad es requerida por las familias, por los profesores y por el resto de los sectores sociales y económicos”. Pero subrayó que ha de ser compatible con “una cierta capacidad de adaptación a un entorno tan cambiante y complejo, y, como hemos visto, impredecible, como se ha visto en los últimos meses”.

En segundo lugar, el Pacto Social por la Educación ha de procurar la modernización de nuestro modelo educativo y la necesaria mejora de su nivel de calidad.

Para el presidente de ACADE-Andalucía la libertad de elección de centro y la gratuidad son dos derechos que deben ir de la mano. Para eliminar las barreras económicas que tienen muchas familias para la elección de un centro privado es imprescindible modernizar el actual sistema de financiación de la educación, a través de modelos de financiación directa a las familias, como son la desgravación fiscal de los gastos educativos dentro del tramo autonómico, o bonos o cheques escolares.

Otro de los ejes de su intervención para mejorar la competencia del sistema educativo fue el incremento de la autonomía diferenciada para los colegios privados, ya que no están sostenidos con fondos públicos, con el objeto de que continúen desarrollando proyectos innovadores y de calidad que sirvan de motor a la educación española. Los informes PISA de la OCDE ponen de manifiesto que los alumnos de los colegios privados españoles obtienen 30 puntos sobre el sector público, lo que viene ser una ventaja de curso académico.

En su comparecencia David Randell destacó también cuatro de las debilidades que considera prioritarias en el sistema educativo, tanto en el ámbito nacional como autonómico: los bajos resultados el rendimiento escolar en la comunidad andaluza, a escasa eficiencia del gasto público, la “brecha amplia y preocupante entre formación y empleo y la lentitud de la respuesta política a las exigencias del contexto.